• La Verdad del Sureste |
  • Miércoles 16 de Agosto de 2017

ASESINOS SOLITARIOS


CARLOS FRANCISCO LASTRA GONZALEZ



¿Desayunar, almorzar, y cenar, para cuanto tiempo te gusta, durara la comida, que el sistema político mexicano tira al ciudadano?, para así mantener entretenido, rumiando y comiendo información basura, que solo sirve para explotar el morbo del mexicano.
    Habría que realizar un análisis de esa información pero, de manera contraria a como nos las presentan, o a como ellos pretenden que la interpretemos para beneficiarse y deslindarse de los personajes que hasta hace un buen tiempo eran no solo de la gracias del sistema político mexicano, sino representaban una ala importante de la estructura operativa del sistema y de su partido del cual representan.
    Ha sido tanto los excesos cometidos por estos gobernantes, y tolerados por la elite Presidencial Mexicana, que se han visto en la necesidad de sacrificar a quien tenga que sacrificar, para así no hacerse el haraquiri,  y  conservar la integridad presidencial.
    Yarrington, y Duarte son el clásico ejemplo de corrupción creados y amparados bajo el actual  sistema político mexicano, que gozaron  de toda impunidad por los largos periodos que gobernaron, pero que al final por situaciones coyunturales – ya sea perdiendo una elección, o demandas  Judiciales de otros  país-  caen en desgracias.
    El sistema político mexicano, ante situaciones comprometidas como las mencionadas y a sabiendas de las papas calientes que trae entre manos, prefiere tirar a quemarse ellos mismo, dejando en la indefensión a los que hasta hace algunos meses eran, fueron del agrado de los que aun hoy gobierna.
    De aquí la importancia de leer las noticias  de manera contrarias de entender, a la que nos presenta el sistema, de no ser así estaríamos ante el clásico caso del asesino solitario.
    Es decir, no hay más culpables, que ellos mismos, son gentes del sistema, pero actuaron solo, es la manera como el sistema político mexicano pintan su raya y se deslindan de los que hoy les estorba.
    Sin embargo cabe recordar que en este sistema político, la corrupción, la impunidad, las asociaciones políticos-financieras, y el tráfico de influencia es el pan de cada día, por lo tanto, ningún personajes a los que hoy se les acusa -más los que se acumulen- , actuaron solo, fueron producto de la tolerancia, y complicidad del sistema.