• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 19 de Noviembre de 2017

El baile


Por Uriel Tufiño



@UTufigno

No es lo mismo una película muda que una película sin diálogos. A principios de los años 80 se estrenó en México “El baile”, película del director italiano Ettore Scola y que no me llamaba la atención porque su título inducía a suponer que era una más del género musical, que nunca ha sido de mi especial agrado. Cambió mi opinión cuando la vi.

El filme hace un recorrido de una parte del siglo XX -con los ojos de la sociedad francesa- a través de la música y de las caracterizaciones de los personajes que se concentran en una pista de baile, en donde lo mismo la memoria evoca los años 20, el Frente Popular, la Segunda Guerra Mundial, la posguerra, la década de los 60 y el surgimiento de la época “disco”.

Sin diálogos, los hombres y mujeres que acuden a la pista de baile muestran el abanico de la sociedad de la época; son herederos del cine mudo pero a ritmo de canciones como “La paloma”, “De buen humor”, “La vida en rosa”, “Brazil” o “Michelle”. De entre los bailarines hay un poco de todo: el que sólo va al “ligue”, el que realmente baila, el tímido y el que no sabe bailar. Todos los estereotipos están ahí representados.

El baile es una manifestación cultural que puede tener distintas finalidades, desde haber sido parte de ritos religiosos para agradar a los dioses, integrarse en sociedad, o la definición que prefiero y que la escuché de un comentarista de radio: el baile es una expresión vertical de un deseo horizontal.

En días pasados circuló en redes sociales un video en donde me di cuenta que al menos sí tengo un punto de coincidencia con Enrique Peña: ninguno de los dos nació para el baile. Sin embargo, a diferencia mía, él sí atrajo las miradas y fue aplaudido; en mi caso, lo más que atraigo son carcajadas. Ese video con los infames pasos de baile de Peña se grabó en la boda de María Fernanda Said Pretelini, sobrina de la primera esposa del ex gobernador mexiquense.

Seguramente la nota de los escasos argumentos dancísticos del residente de Los Pinos no pasaría de ser humorística de no ser por un detalle: Fernanda Said Pretelini fue contratada en Pemex como Subgerente de Difusión y Promoción cuando apenas cumplía un año de haber terminado sus estudios universitarios de mercadotecnia en una de esas universidades consentidas del neoliberalismo.

A ella –Fernanda Said Pretelini- sí que le llegaron muy pronto los beneficios de la reforma energética pues su contratación en la paraestatal se dio en 2014. En cambio, contra todas las promesas de campaña y supuestos beneficios que nos traerían las reformas aprobadas por los partidos que apoyaron el “Pacto por México”, nosotros no vemos los beneficios ni la supuesta derrama económica que traerían los mismos.
Aún así, con una economía que baila tan bien como Peña Nieto, todo apunta a que dentro de un par de semanas, o menos, como tres, el dedo presidencial decidirá que José Antonio Meade, Secretario de Hacienda en el actual sexenio y en el de Felipe Calderón, será quien encabece a los tricolores en la contienda presidencial 2018.

El plan del PRI ya estaría hecho para estas alturas: con el candidato definido, Aurelio Nuño sería su coordinador de campaña, Enrique Ochoa dejaría la presidencia del partido para que la ocupe Eruviel Ávila y José Narro sería el candidato a ser vapuleado en la Ciudad de México. ¿Y dónde quedaría Luis Videgaray? Misterio. Aunque no quisiera pensarlo, pudiera terminar avecindado en el Banco de México cuando salga Agustín Carstens.

Cambio de pista y de ritmo para seguir los pasos de los aspirantes a candidatos independientes a la presidencia de la República. Con corte al 10 de noviembre, las parejas de baile han cambiado: Jaime Rodríguez registra el mayor avance con 104 mil apoyos, Margarita Zavala lleva 103 mil, MaryChuy brincó al tercer sitio con 28 mil firmas, y Armando Ríos y Pedro Ferriz dan muestras de haberse rezagado.

Habrá tiempo para hacer análisis más exactos, pero la estructura creada por “El Bronco” ha sido más eficiente que la integrada por la ex panista. Con menos de la mitad de auxiliares la supera en apoyos recabados.