• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 20 de Agosto de 2017

El Ciudadano

Ciudad del Conocimiento-UJAT y la falta de gestión


Rubén Darío Arias Torres




Todos los políticos en el estado, mujeres y hombres, están enfocados en julio del 2018. Otros más adelantados se ven tomando protesta meses después.
    Una soberana incongruencia y falta de compromiso social, si reconocemos la existencia de una complejidad institucional local, que demanda gestiones inmediatas de recursos ante la federación, para concretar los avances alcanzados en todos los rubros (campo, pesca, salud, educación etc.).
    En Tabasco todo urge. Por eso la reorientación y cumplimiento del Plan Estatal de Desarrollo (2013-2018), en concordancia con su similar nacional (PND), es fundamental para hacerlo próspero, moderno, autosustentable. Un objetivo que ellos deben tener como prioridad pública, independientemente de su afiliación partidista.
    La construcción del nuevo mercado “Pinosuárez”, del Frigorífico y el Centro de Convenciones, es una necesidad urbana propia de una Capital como Villahermosa, sustentada en la prestación de servicios y contemplada en una de las Zonas Económicas Especiales, lanzadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto.
    En esa coyuntura de desarrollo, la modernización real del transporte público, a través de la aplicación correcta de la nueva Ley en la materia y su Reglamento, también es de vital importancia.
    La Ciudad del Conocimiento comprometida por la UJAT, será un complemento sensacional, porque de ahí saldrán productos científicos y tecnológicos, cuya incidencia impactarán positivamente las áreas productivas y los sectores sociales.
    Todo eso está en marcha, pero inconcluso. Por eso es una desgracia que los políticos permanezcan enfrascados en cuestiones electorales y no en temas urgentes como estos. En días recientes, autoridades de la UJAT confirmaron el avance de un 95% de esa Ciudad, cuya conclusión está detenida por la falta de recursos.
    Lamentable, si se observa los beneficios que traerá una comunidad como esa, dedicada a difundir y divulgar el conocimiento y la cultura entre toda la población; no solo eso, sino que consolidará la internacionalización del Alma Mater de Tabasco y mejorará la infraestructura y la calidad educativa.
    En el proyecto se contempla varios Centros: de emprendedores, para la salud, la capacitación docente, del cambio global y la sustentabilidad en el sureste; de desarrollo de las artes, la investigación, ciencia y tecnología; además de una alberca semi-olímpica, un gimnasio y la nueva Zona de la Cultura.
    Es cierto, el 2018 preocupa y ocupa a los políticos. Más no es buena señal para los electores que su vocación esencial sea el poder y no la gestión institucional de lo verdaderamente importante.
    En el caso de la Ciudad del Conocimiento, el recurso final proveniente en su mayoría del gobierno federal, fue cayendo lentamente desde el inicio del proyecto (a partir del 2013) y actualmente está estancado.
    Es más terrible que otros proyectos de igual importancia se encuentren sin prosperar, sencillamente porque ningún político lucha para que esa Universidad y las otras del estado, sigan siendo perjudicadas por el recorte presupuestal del gobierno federal. /// elciuadanorubendario@hotmail.com