• La Verdad del Sureste |
  • Jueves 14 de Diciembre de 2017

El Ciudadano

Las mudanzas en la izquierda


Rubén Darío Arias Torres



La renuncia por todo el país de cientos de militantes a sus respectivos partidos políticos, a efecto de declararse independientes o irse a otra organización con miras a una candidatura, no sorprende a nadie. Es un reflejo de la modernidad electoral.
    En el PRI-Tabasco las multitudinarias deserciones han disminuido, básicamente porque ya son menos; mientras que en la izquierda se esperan reacomodos por la intensa puja entre el PRD y MORENA.
    Aquellos que se marchan del partido amarillo difícilmente encontrarán consuelo con sus hermanos incomodos, su destino entonces podría ser más placentero en el Frente Democrático local, mientras que a los morenos podría resultarle más atractivo un amarre con el Partido del Trabajo (aliado de AMLO).
    Ambas opciones son reales para los aspirantes a alcaldes, diputados locales y federales.  Desafortunadamente para el movimiento de Andrés Manuel López Obrador, tras la designación de los coordinadores municipales y distritales en su partido, algunos movimientos internos podrían darse con la eventual salida de quienes no fueron escogidos.Dos ejemplos sirven para reflexionar la mudanza, el caso de Julio César Cabrales de la Cruz, ex director de la Unidad de Mejora Regulatoria de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (SDET) y el de Salomón Wilson de la Cruz, ex dirigente municipal del PRD y MC, quienes aspiran a la diputación federal y local por el Movimiento de Regeneración Nacional, respectivamente.
    Ambos siempre han sido andresmanuelistas de hueso y tuétano, más nunca han podido representar esa causa en algún cargo de representación popular; ahora, ante la posibilidad de no alcanzar la candidatura por acuerdos políticos internos ajenos a su capacidad y liderazgo, bien podrían contender por el Partido del Trabajo.
    La opción en sí no es mala y es parte de la dinámica nacional; además permite el desfogue de la presión interna y no ataja el camino de MORENA con una salida abrupta de excelentes cuadros, sino más bien es un cambio de domicilio temporal, por motivos estrictamente político electoral. Es cuestión de decisión.
    Ahora en el proceso de sucesión gubernamental, resulta obvio que el candidato que encuentre la forma de aprovechar el éxodo será quien se levante con la victoria. Queda poco tiempo y aún falta mucho para la última palabra, en cuestión de candidaturas rumbo al 2018. ///
    Leopoldo Juárez López dirigente estatal de “Por Amor a Tabasco” prepara una propuesta interesante sobre la construcción de una plataforma de gobierno. Recorre todo el territorio estatal sin una aspiración electoral en particular, concentrado en temas como la familia y la educación. Anuncia sorpresas en próximos días. ////
    Terrible error sería desestabilizar al PRD-Tabasco. El relevo de Candelario Pérez Alvarado en su dirigencia debe esperar, por lo menos hasta la concreción del Frente Ciudadano por Tabasco (o como le llamen finalmente). Gracias a él los diálogos con sus homólogos del PAN, PVEM y PANAL han sido factibles y provechosos. Su presencia genera estabilidad y una sucesión abrupta generará caos internos y oportunidades para los enemigos de afuera. ///
    Evaristo Hernández Cruz no es clarividente, sus últimas declaraciones en la XEVT tienen mucho sentido. Precisa atender sus comentarios para comprender algunos escenarios probables en Centro y Tabasco. /// elciuadanorubendario@hotmail.com

 


Adelanto del documental "Esto soy", producido por Epigmenio Ibarra

Portada y Contraportada

CARNE DE CAÑON