• La Verdad del Sureste |
  • Martes 12 de Diciembre de 2017

Columna sin nombre

Violencia verbal y violencia física ¡Ya basta!


Carlos Pérez Martínez



Hola amigos y amigas que se dan el tiempo para leer mi comentario semanal, en esta ocasión refiero un tema que se está volviendo muy recurrente: la violencia contra las mujeres. Y tenemos que hacer algo de inmediato. En estos últimos días a través de redes sociales he visto diferentes acontecimientos que involucran como protagonista o villana a una mujer. El accidente en Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México, donde alegan que por ser de “cascos ligeros” se murieron; el de otra mujer que radicaba en Mérida y que su ex pareja envió a asesinarla, también el de una joven que su novio la asesinó a puñaladas y debido a sus influencias no está en la cárcel. Un caso más que terminó por avergonzarme como hombre: el de un ex líder del Movimiento de 1968 diciendo –en referencia a un caso de abuso a una joven en Veracruz- que “tampoco eso de que metan los dedos es para armar un des… o sea la violación implica el uso de la ver…”. Y continuó: “si hay violación es a la dignidad, pero eso es tan relativo como si te embarraran la cara de excremento…” Así como lo lee. Lo dijo además alguien que es profesor universitario y con más de 70 años de edad, lo que supone experiencia y mesura.

EL MACHO AL ASALTO
Podría enumerar muchos más, miles de casos que se dan en tan poco tiempo e ignoramos. En el mundo, pero sobre todo en México, cualquier acontecimiento o desgracia la abordamos desde un punto de vista machista. Tal es el caso del supuesto video “erótico” protagonizado por una actriz mexicana llamada Regina Blandón. La involucrada salió a desmentir dicho contenido argumentando que no era ella.
    Hay situaciones que son de llamar la atención: 1.- La divulgación en la prensa amarillista con la noticia, llegándola a convertir en tendencia nacional en redes sociales. 2.- El acoso y comentarios de muy mal gusto por parte de seguidores de la actriz, algunos de formas tan explicitas que no valen la pena mencionarlos.
    Sin duda México y el mundo atraviesa una gran crisis de valores y falta de amor al prójimo. Repito las palabras de Einstein: “si tuviera una hora para resolver un problema, utilizaría 50 minutos para analizarlo y 10 para resolverlo”.  Este problema ya lo hemos analizado mucho, ya nos rebasó; ahora queda encontrar una solución entre todos y todas.

NOSOTROS, LOS PRÓJIMOS
Solo se me ocurre algo que defiendo siempre y es la educación. Esa viene de casa, de los valores y principios que los padres o tutores del infante le inculquen. Tenemos que regresar a los tiempos donde perduraba el amor y la preocupación por el prójimo; también tenemos que ver a la mujer a la par con nosotros, no como un complemento; reconocer con hechos la gran influencia que tiene sobre esta sociedad, reconocer su trabajo y capacidad y parar de una vez esta persecución violenta que sufren.
    Para ellas, las aguerridas, las que proponen, solucionan y luchan por un mejor mañana mis respetos y admiración siempre.
    Hay que recordarles que no están solas.  Para finalizar les deseo unas bonitas vacaciones, pásenla de lo mejor y recuerden siempre: “hay que hacer el bien sin mirar a quien”. Nos leemos la semana próxima.