• La Verdad del Sureste |
  • Martes 12 de Diciembre de 2017

Combate a la pobreza, un “gran fracaso”: Iglesia

La Arquidiócesis de México asegura que el porcentaje de personas que vive en esa condición se mantiene prácticamente constante, pese a la existencia de programas sociales



Ciudad de México, 3 dic 2017.- La Arquidiócesis de México aseguró que el combate a la pobreza en el país ha sido “un gran fracaso”, pues el porcentaje de personas que vive en esa condición se mantiene prácticamente constante, pese a la existencia de programas sociales y advirtió que siempre existe la sospecha de que la dependencia encargada de las tareas sociales sea utilizada como “caja chica del clientelismo” electoral.

    Precisa que a 25 años de que se creó la Secretaría de Desarrollo Social prevalece una “situación lamentable de la pobreza en México” y añade que esta situación no deja de interpelar cuál ha sido la “capacidad efectiva de la política de desarrollo social” y si realmente “los múltiples programas tienen impacto suficiente para abatir ancestrales rezagos”.
    Resaltó que “la pobreza ha servido de bandera para enarbolar emblemáticos programas que administración tras administración quisieron desmarcarse de estrategias fallidas, cuando lo social fue usado como capital electoral. Pronasol (1988), Progresa (1995), Oportunidades (2000) y Próspera de 2012 son las estrellas del combate a la pobreza; sin embargo pese a los millonarios recursos invertidos millones de personas -más de la mitad de la población mexicana- no salen de su espantosa realidad”.
    Al respecto desglosó cifras del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) que indican que en 1992 el 53.1 por ciento de los mexicanos eran considerados pobres de patrimonio, lo que se tradujo en poco más de 46 millones de personas. Treinta años más tarde ese porcentaje es de 52.3 por ciento lo que significa que más de 61 millones de personas se encuentran en esa situación de pobreza”.
    Acotó que ha habido “mínimos avances” y aseguró que esto se debe a la “dispersión” e “ineficacia de los programas existentes”.
    De acuerdo al Coneval en 2016 la cantidad de personas en pobreza era de 53.4 millones; en 2014 fue de 55.3, en 2012 fue de 53.3 y en 2010 fue de 52.8.
    En el editorial del semanario Desde la fe titulado Desarrollo social; un gran fracaso, indica que en el arranque del proceso electoral de 2018 surgen “muchas tentaciones y suspicacias en cuanto al uso imparcial y justo de los programas de desarrollo social” y aseveró que no se trata solo de establecer blindajes electorales, sino que “lo ideal es que esa cartera sea ocupada por personas de impecable trayectoria y verdaderamente conocedoras de la realidad en la que están sumidas millones de almas en México. No se trata de una secretaría que pueda ser ocupada por amigos o gestores políticos”.

Habitantes de Santa Margrita Huitepec, Oaxaca