• La Verdad del Sureste |
  • Lunes 23 de Octubre de 2017

Contraenfoque

Inaplazable reestructuración de partidos políticos


L.E.P. Yogui Montero Hernández



Cuando el gobernador Arturo Núñez Jiménez habló de los partidos y entre otras cosas, dijo que dar por muerto al PRI en la contienda política del 2018, sería un error, muchos hicieron conjeturas adversas sin entender que en política, las cosas no son fatales.
    El análisis del mandatario fue en el sentido de que los partidos políticos deben estar al día, analizar su comportamiento que ahora no es bien visto por la sociedad, al considerar que son una especie de eje articulador.
    Y casi de inmediato, en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se pusieron las pilas y decidieron aceitar la maquinaria, dando paso a la reestructuración de ese ente que muchos ya catalogaban como ‘cascarón tricolor’.
    En el Partido de la  Revolución Democrática (PRD), aún no se ponen de acuerdo y se van por la vía larga para ordenar el cambio de la dirigencia estatal; es decir, esperarán la proximidad  de la sucesión gubernamental para negociar la llegada de cualquier integrante de determinado grupo/tribu.
    Por lo pronto, el PRI le lleva delantera al PRD en eso de trabajar en ser una representación vita y expresión de la sociedad. En política todo cuenta y “el fin justifica los medios”.
    La llegada de Gustavo de la Torre Zurita a la dirigencia estatal del tricolor, le cayó de sorpresa a ‘Sirios y Troyanos’, al nexarlo con el grupo político de Georgina Trujillo, a la postre, fuerte aspirante a la gubernatura en el 2018.
    Pero eso de pertenecer a un grupo político, no es novedad. Lo cierto es que Gustavo se les montó enarbolando la bandera de la unidad y la reconstrucción. Eso de “unidad es fortaleza”, retumba en la casona de 16 de septiembre.
    Ahora viene lo bueno, pues tendrá que aguantar las embestidas de gente que no está de acuerdo con su llegada ó que simplemente responden a otros intereses.
    Lo ideal sería dejarlo poner en marcha sus propuestas y luego hacer los análisis correspondientes. De eso depende el futuro de ese partido
    Datos en nuestro poder indican que hasta Benito Neme está de acuerdo con el arribo de Gustavo al PRI. Quiere decir que está logrando el consenso antes de su toma de protesta que será el próximo domingo.
    Y con los diputados locales encabezados por Manuel Andrade Díaz, hoy viernes tendrá un desayuno en conocido restaurante de la ciudad. Los eternos inconformes ya están más que identificados por la propia militancia del tricolor.
    Lo cierto es que es inaplazable la reestructuración de los partidos políticos si quieren hacer un buen papel en el 2018. El PRI ya alzó la mano. ¿Para cuándo el PRD, PT y otros?