• La Verdad del Sureste |
  • Martes 22 de Agosto de 2017

Contraenfoque

Mesura y respeto de Núñez


L.E.P. Yogui Montero Hernández



Desde hace tiempo, al gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, se le consideraba como prospecto para la dirigencia nacional del Partido  de la Revolución Democrática; un ala importante de ese instituto político, lo impulsaba como factor de unidad. Inclusive, los más capaces, lo ubicaban como aspirante a la  presidencia de la República en el 2018.

    Y esas consideraciones no son fortuitas. Son el resultado del trabajo que como mandatario realiza día a día. Su discurso conciliador permeaba a nivel nacional y eran referente entre la misma clase política de los diferentes estratos.
    Tanto así que hasta Andrés Manuel López Obrador lo torpeó en más de una ocasión. Para muchos analistas, era un “round” entre los dos tabasqueños aspirantes a la presidencia de la república, Estaba en el ánimo de todos, pero el pasado miércoles declinó a toda aspiración. En un acto de respeto hacia los tabasqueños, quienes lo eligieron como su gobernador, Núñez fue parco, conciso y preciso: “Me quedo hasta el 31 de diciembre”.
    Textual lo que dijo: “Yo tengo un compromiso con Tabasco que se vence el 31 de diciembre del 2018, cualquier otra tarea puede esperar, porque para eso me preparé para servir a los tabasqueños y, no tengo cultura trepadora, no soy de los que llega a un cargo y ya está pensando inmediatamente en el otro, primero me quedó a demostrar para qué quise llegar a ese cargo”, precisó.
    Y lo que decía el columnista líneas arriba, el mandatario estatal lo reconoció: “Me han hecho sugerencias, me han hecho algunas propuestas pero he declinado porque mi compromiso con Tabasco es hasta el 31 de diciembre del 2018”.
    Ahora, hay tantos nombres que se pueden enlistar como aquellos con “cultura trepadora”, que por falta de espacio sólo mencionaremos a tres: Juan Manuel Fócil Pérez, Candelario Pérez Alvarado y Fernando Mayans Canabal. El primero diputado local, que ahora quiere ser gobernador; el segundo, diputado federal que ahora quiere ser presidente municipal de Centro, y el tercero, senador que también quiere ser gobernador.  Los tres del PRD, los tres con “cultura trepadora”; los tres deben analizar el mensaje del gobernador Arturo Núñez y quizá pensar la decisión de cederles los espacios a otros prospectos y terminar ellos los cargos para los que fueron electos. Pero a la que ya le quedó el saco fue a la diputada María Estela de la Fuente y aspirante a la alcaldía de Huimanguillo, quien dijo que “ella no es trepadora porque en el cargo que ahora está, no maneja recursos”. No entendí.
DE NÚÑEZ PARA LORENA BEAUREGARD:

«Cualquier afirmación en el sentido de que mi esposa busca un cargo de elección popular, es una vil calumnia y provocación de quienes no tienen más capacidad de análisis que andar calumniando el trabajo social que hace la presidenta del DIF de Tabasco, que es servir a los más vulnerables de Tabasco, a eso vino Martha Lilia».
    FOQUITOS… Desde que Rommel Cerna dejó la coordinación del Seguro Popular para ocupar la Secretaría de Salud, nada se sabe de las actividades que se realiza en esa coordinación que ahora está a cargo de Freddy Galmiche.