• La Verdad del Sureste |
  • Miércoles 13 de Diciembre de 2017

La Controversia

Cada quien responde por sus actos


Tilo Vargas



Anteayer 13/05/2017, hubo un accidente a la entrada del municipio de Macuspana, a la altura del Centro de Convivencia. El choque fue fuerte.
    El accidente, según los que vieron el momento preciso, fue provocado por el conductor de un coche negro. Éste viajaba a exceso de velocidad en esa zona, a pesar de que hay que ingresar con precaución y baja velocidad, porque hay letreros que indica que se están haciendo obras. Efectivamente, en esa calle la están trabajando para pavimentarla con concreto hidráulico.
    La camioneta quedó dañada, tanto así que hasta se dobló por la parta media de abajo, en el compacto. Fueron varios los heridos de la camioneta.
    Quien manejaba el vehículo negro que provocó el accidente  a primeras horas del día, era el aun secretario particular del alcalde de Macuspana. Éste joven iba alcoholizado según quienes ayudaron a rescatar a los heridos y él mismo, el vehículo iba de dirección del Conalep hacia dentro de la ciudad.
    Claro, como era de esperarse, y actuando de forma correcta, este funcionario fue destituido de su cargo en el mismo día, porque debe atender su situación legal por el accidente que provocó. Eso es lo correcto por parte del alcalde Cuco Rovirosa, separarlo del cargo. Eso corresponde. Eso es lo institucional. Y el joven debe enfrentar de forma personal su situación, porque no fue un accidente de trabajo, toda vez que éste joven ya no estaba en funciones, por ser fin de semana. Y él con su vida personal puede hacer lo que quiera, eso no se le puede evitar. Pero por sus acciones propias del funcionario no se puede culpar a la institución tampoco.
    Pero tras este accidente, hay quienes pretenden acusar al alcalde de Macuspana, de ser culpable del accidente. Y eso si es una ilógica tremenda. Porque el alcalde no iba manejando el vehículo, además el funcionario no estaba en actividad, toda vez que no era día ni hora de su labor. Él hacía su voluntad, y no por cuestiones de trabajo!.
    Y si andaba de fiesta o alcoholizado, eso no es culpa de nadie, solo de él mismo. No se puede culpar a nadie más por sus propios actos. Y si sus actos fueron negativos, él debe responder por ellos a como corresponde.
    Esa es la realidad, no hay más culpable que el mismo funcionario. Ni el alcalde ni nadie más es responsable de sus actos, solo él mismo.
    Es por ello que a como corresponde de forma institucional, el funcionario fue separado de su cargo, para que se haga cargo de forma personal de sus actos negativos cometidos. Eso es lo correcto.
    Y así como no puede ser culpable el alcalde de los actos de la vida privada de sus funcionarios, tampoco puede ser culpable el gobernador del Estado y el presidente de la República, si alguno de sus funcionarios alcoholizados comete accidentes o actos indebidos. Cada quien tiene que ser responsable de sus propios actos en su vida privada.
    Esa es la Controversia.

noticierocontroversia@hotmail.com
Controversia Radio 104.9 FM, a las 3 pm.
TW: @tilovargas
FB: Tilo Vargas