• La Verdad del Sureste |
  • Martes 12 de Diciembre de 2017

La Controversia

Los laudos como opresión


Tilo Vargas



 
Uno de los problemas drásticos de las alcaldías, son los laudos laborales que han ganado extrabajadores.
    Esos laudos hoy resulta ser opresores de las finanzas y los gobiernos municipales.
    Y donde jueces, sin sentido común tal vez, juzgan y dictaminan que los alcaldes y ayuntamientos paguen ahora, de inmediato los laudos laborales a ex trabajadores.
    Y digo que los juzgadores no tienen sentido común, porque ellos exigen ahora, que los ayuntamientos paguen completamente la totalidad de esos laudos.
    Y es ahí donde vienen los problemas para las alcaldías, para las finanzas de los municipios. Y para los alcaldes, que no saben si es aplicación de la justicia o una persecución o cacería de alcaldes lo que están haciendo.
    Por ejemplo, en el caso de Macuspana, donde los laudos vienen desde tres o cuatro gobiernos anteriores, y no solo Macuspana, también los otros municipios, pero en el caso de Macuspana, están pidiendo a los diputados que suspendan al alcalde, por presuntamente no pagar en su totalidad los laudos que han juzgado los jueces.
    Pero vamos a la lógica, ¿Cómo poder pagar esos millonarios laudos?. ¡No son miles de pesos, son millones de pesos!. Y esos representan hasta un 50% del presupuesto anual en algunos casos.
    Pero vamos a la profundidad, porque es ahí donde hay que ver también la magnitud del problema en el que se meten los alcaldes si cubren todo.
    A)- En primer lugar; los presupuestos ya llegan etiquetados, y no se podrá desviar los recursos de lo que para lo que fue etiquetado.
    B)- En segundo ligar; si se llegase a desviar esos recursos para pagar laudos, y no se usa para lo que está etiquetado, entonces el alcalde tendrá que responder ante la justicia por la falta de aplicación de lo etiquetado, y se le tomaría como desvío de recursos.
    C)- En tercer lugar; si se paga laudos, y se usa hasta un 50% del presupuesto anual, entonces se descalfaría el recurso presupuestado para pagar o cubrir el gasto corriente. Y en ese momento el ayuntamiento se metería a hora en otro problema, porque al no pagar el gasto corriente, los trabajadores actuales le demandarían penalmente por el incumplimiento de pago, y ahí entraría la figura de desfalco financiero, aunque en la realidad se esté agarrando para el pago de laudos.
    En la actualidad, la mayoría de ayuntamientos tienen comprometido en gasto corriente hasta un 90% de presupuesto, y en algunos hasta el 97%, y no porque sea un compromiso adquirido ahora, sino porque son trabajadores que quedaron de administraciones anteriores, incluso hasta sindicalizados.
    Entonces, como no les alcanza a los ayuntamientos para cubrir, tienen que ir cubriendo anualizadamente por parte los laudos, y por ello no pueden cubrir todo.
    En la actualidad, los laudos para los alcaldes y los ayuntamientos se han vuelto un sistema opresor, porque si pagan todo se meten en problemas legales, y si no pagan completo también se meten en problemas legales.
    Los diputados y las autoridades juzgadoras deben buscar una solución que no afecte, pero no oprimir con sus juicios. Porque esto no es de ahora, sino de gobierno anteriores. Pero también tienen que cumplir con los pagos de los trabajadores en activos.
    Eso es lo que deben legislar los diputados, una solución que lleve un camino sano para todos.
Esa es la Controversia.
 

noticierocontroversia@hotmail.com
Controversia Radio 104.9 FM, a las 3 pm.
TW: @tilovargas
FB: Tilo Vargas