• La Verdad del Sureste |
  • Jueves 18 de Enero de 2018

Disidencias

La astucia política del tabasqueño


José A. Vázquez



 
Al final de la campaña electoral de mayo-julio de 2012, el reconocimiento del triunfo con la entrega de constancia al actual gobernador Arturo Núñez Jiménez por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) sellaba el final de una contienda electoral donde la coalición “Compromiso por Tabasco” -integrada por el Partido Revolucionario Institucional, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Partido Nueva Alianza (Panal)- perdían la elección y con ello se daba por terminado el monopolio de 83 años de gobiernos priistas en la entidad de Carlos Pellicer, Carlos Madrazo y de Tomás Garrido Canabal, entre grandes revolucionarios.
 
A partir de ahí la militancia de los adversarios al Nuñismo quemaron sus naves y borraron toda huella electoral que los asociara a la derrotada coalición de los partidos PRI-PVEM- Panal, y apresuraron el paso para acudir a las plazas a vitorear al ganador; aseguraban una y otra vez que habían votado por Núñez, que con su voto lo habían llevado a la victoria.
 
Mientras que los seguidores de Humberto de los Santos Bertruy saltaban de felicidad ante mejores tiempos que veían venir en el Ayuntamiento, luego que la rueda de la fortuna lo puso sobre el tesoro público sin mayor esfuerzo, pero sí como consecuencia de aceptar el reto y la oportunidad personal de gobernar el municipio que (en ese momento senadora) Rosalinda López Hernández había menospreciado por diferencias con Núñez Jiménez. “No me interesa el Centro”, había dicho.
 
Si bien, no es válido retomar el ayer para quejarse (creo que Rosalinda no lo hace), es importante analizar el manejo político de la señora López de Escandón, quien luego de su pataleo encabezó el proceso de entrega – recepción del entonces gobernador electo Arturo Núñez Jiménez, pero con su negación a participar como candidata por Centro, permitió que los villahermosinos experimentaran un mal gobierno, además de dejar crecer a un De Los Santos Bertruy, que lejos de avergonzarse por su pésima administración pretendió ser candidato a gobernador por Morena. Otro gallo cantaría si Bertruy no hubiese sido alcalde.
 
Continuando con la astucia política personal de militantes y activistas, su insistencia y oportuna decisión de quemar sus naves tricolores y prometer lealtad, trabajo y experiencia al Gobierno de la Alternancia, trajo como consecuencia que ingresara personal de diversos perfiles y grises historiales; aunque luego de hacerse cargo de sus respectivas áreas comenzaron a reportar atrasos y subejercicios en programas y proyectos; así como déficit en la atención ciudadana a causa de disputas internas por el control del presupuesto y el futurismo político... que hasta el día de hoy no se detiene.
 
Una experiencia que no debería de repetirse para los gobiernos nuevos, cuyas promesas que lo llevaron a conquistar el poder, fueron altas y grandes para el electorado –como escribió Maquiavelo-.
 
Es consejo para el PRD y Morena, los dos con posibilidades de ganar las elecciones para la gubernatura… hay historias que se repiten y otras que no se deberían de repetirse más. Aunque dicen que el político es el animal que se tropieza varias veces con la misma piedra.


Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Pineda