• La Verdad del Sureste |
  • Viernes 23 de Febrero de 2018

Disidencias

Meade y PRI le apuestan a un voto duro que ya no tienen


José A. Vázquez



Equivocadamente los asesores del precandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, recomiendan venir a convencer con propuestas de proyectos incumplidos por el Gobierno Federal a un electorado sin partido y antipriísta que en la mayoría de las veces ya tiene más que definido su voto para candidato a presidente de la República.
    Se entiende que Meade Kuribreña no está impedido para reunirse con militantes y dirigentes de partidos aliados antes que decidan votar por sus adversarios. Aunque lo cierto es que en Tabasco el voto duro del PRI para candidatos presidenciales cada vez es menor.
    Por ejemplo, en el 2006, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), consiguió 597 mil, 576 sufragios; Roberto Madrazo Pintado, 340 mil, 357; para la elección de 2012, AMLO, obtuvo 647 mil 086; Enrique Peña Nieto, 346 mil, 555 votos. Dato que seguramente toman como referencia para la elección del 2018, la cual es de pronósticos reservados. Aunque en honor a la verdad, no se ve por donde puede crecer la votación para el precandidato peñista.     
    Para la gubernatura la tendencia del sufragio se ha expresado de forma ascendente para la izquierda y cambiante para el PRI. En la elección del 2012 el PRI, con Andrés Granier Melo obtuvo 436 mil votos; Raúl Ojeda Zubieta, del PRD y PT, 355 mil votos. Para 2012, Arturo Núñez Jiménez, ganó la elección con 547 mil sufragios; contra 466 mil, que obtuvo Jesús Alí del PRI, PVEM y Panal.
    El problema es que para las elecciones del 2018 solo gobiernan los municipios de Macuspana, Centla, Tacotalpa, Tenosique y Balancán; el grupo político de Andrés Granier ha emigrado hacia otros partidos, Evaristo Hernández es el virtual candidato de Morena por Centro. Jesús Alí, busca la gubernatura por la vía independiente. El PVEM no va en alianza en esta ocasión con el tricolor. Se han multiplicado las renuncias de militantes importantes, y no disponen del dinero público para comprar conciencias, votos y lealtades como acostumbraban.
    Flaca caballada que se evidenció en la primera visita de Meade el 25 de enero, cuando fue recibido en un salón Villahermosa a medio llenar, por la plana mayor del priísmo tabasqueño.
    En su rápido paso por Tabasco (en realidad no le interesa), el aspirante tricolor promovió ideas nada nuevas. Como ésta que dice que Tabasco necesita diversificar su economía para salir adelante, sugiriendo no confiar sólo en el sector petrolero y retomó el proyecto de la creación de la Zona Económica Especial (ZEE) como lo más actualizado y de mayor impacto para combatir el desempleo y la desigualdad.
    Zonas económicas de la cual por cierto el operador federal de la iniciativa Gerardo Gutiérrez Caldiani y el mismo Presidente Enrique Peña Nieto, la han anunciado como generador de empleo para la entidad y región. Sin embargo, hasta este momento todo ha quedado en promesas.
    El problema para él, es que ya ni al voto duro convence.


Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Perico verde