• La Verdad del Sureste |
  • Martes 12 de Diciembre de 2017

Disidencias y dicedencias

El frente en Tabasco, a la espera


JOSE A. VAZQUEZ




Paciente espera y silencio, es el método que aplican las dirigencias locales de los partidos PRD, PAN y MC integrados al Frente Ciudadano por México (FCM), en correspondencia con la conducción y los avances que reportan sus dirigencias nacionales. En el PRD por ejemplo, esperan que el próximo 9 de diciembre se realice el cambio de la dirigente nacional Alejandra Barrales; en tanto el PAN no aterriza ningún acuerdo interno sobre si será Ricardo Anaya o Rafael Moreno Valle el que se mida con Miguel Angel Mancera Espinosa.
 
Para hacer más lenta la espera, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), tampoco ha definido si será Mancera el que los abandere en las elecciones internas del frente, o si de última hora acuerden conjuntamente proponer a otro militante. O a algún ciudadano como su candidato a la presidencia de la República.
  
En tanto no se defina el primer gran acuerdo, consistente en pactar el método de selección y se conozca el gallo o los gallos que participarán en el proceso de selección interna, nadie podrá moverse en el resto de las entidades donde también se celebrarán elecciones locales como es el caso de Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz, Yucatán, así como el Jefe de Gobierno capitalino. Aunque ya en Jalisco mostraron las primeras fisuras.
 
Recordemos que en Veracruz el actual gobernador Miguel Angel Yunez Linares, fue electo por un período de dos años, que termina el 30 de noviembre de 2018; por lo tanto también esa entidad tendrá elección para un nuevo gobernador.
     
Es innegable que en el FCM hay un gran forcejeo y cabildeo hasta este momento bien conducido por los presidentes de los tres partidos, aunque seguramente ya manejan nombres de los posibles candidatos de acuerdo a su presencia y fuerza electoral. Por ejemplo, el presidente nacional de Movimiento Ciudadano (MC), Dante Delgado Ranauro, no le alcanza para proponer prospecto presidencial; sin embargo, seguramente trabaja en la colocación de candidatos en posiciones federales, y en espera de hacer lo mismo para los cargos municipales y estatales donde tengan posibilidad de competir con candidatos propios.  
 
En el caso de Tabasco, recientemente, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), José Antonio de la Vega Asmitia, confirmó que precisamente los tres partidos integrados al proyecto político están a la espera de que se concreten los acuerdos nacionales, y de paso respondió que no hay problemas ni diferencias internas en el Frente: “como proyecto se encuentra fuerte, contrario a lo que los adversarios divulgan”.
          
La misma apreciación tiene el dirigente estatal perredista Darvin González Ballina, quien calificó de normales los jaloneos, e incluso acusó al gobierno federal de informar de un presunto rompimiento del FCM.
 
En realidad en Tabasco, el perredismo no tiene nada que esperar de los acuerdos por ser partido gobernante y con mayor presencia electoral que el PAN y MC. Motivo por el que el candidato a gobernador será el que propongan los solaztequistas, pudiendo negociar cargos de acuerdo a la presencia electoral de cada partido político.
 
Todos sabemos cuál es la presencia electoral del PAN y MC en Tabasco, por lo que es de esperarse se asignen espacios de acuerdo a su fuerza política.