• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 19 de Noviembre de 2017

Don Enrique “Doctor Honoris Causa” por la UNAM


JOSE A. VAZQUEZ



El Maestro y ex gobernador de Tabasco, Enrique González Pedrero, recibió este jueves el grado de Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en reconocimiento a sus aportaciones a la investigación, la enseñanza, la diplomacia, la administración y la praxis política…
    Tercer reconocimiento que recibe de esta naturaleza; en el 2003, le fue conferido el Doctor Honoris Causa por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) y en junio de 2017, por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) de Tabasco en reconocimiento a su trayectoria.
    Distinción que disfrutamos como el logro de un tabasqueño constante, fraterno, afable, cercano a sus amigos y conocidos, dispuesto a proponer la mejor de sus ideas, a elaborar el más positivo de los análisis y a trabajar en la creación y consolidación de realidades humanas más justas…
    En ceremonia solemne de investidura, celebrada en Palacio de Minería de la Ciudad de México, Don Enrique, -como le dicen sus amigos de Tabasco-, al igual que otras diez personalidades, recibieron de manos del rector Enrique Graue, el grado que confiere el Consejo Universitario a investigadores mexicanos y extranjeros por sus méritos excepcionales en áreas de la pedagogía, artes, letras y ciencias.
    Don Enrique es licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, con estudios superiores en Sociología, Economía y Ciencias Políticas en la Escuela de Altos Estudios de la Sorbona de París.
    De 1955 a 1965 sirvió como catedrático de la Escuela Nacional de Ciencias Políticas (ENCP); de 1965 a 1970, fue director de la misma escuela, y la convirtió en Facultad de Ciencias Sociales y Políticas…
    En 1970 a 1976, siendo Senador de la República, fundó el seminario de historia política y social de México en la Escuela Nacional de Estudios Profesionales de Acatlán; de 1977 a 1982 encabezó la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos y presidió la subcomisión editorial de la Comisión Nacional para la Defensa del Español.
    De 1983 a 1988, fue electo Gobernador de Tabasco; período en el que rediseño la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), naciendo las divisiones académicas y nuevas carreras; en 5 años de  administración se aplicaron esquemas de planeación y participación social; fue un incansable promotor cultural, creador de nuevas áreas como el Archivo Histórico y Fotográfico de Tabasco, la gran Biblioteca Pública “José María Pino Suárez” y el Instituto de Cultura de Tabasco.
    En materia de desarrollo social puso en marcha los Centros Integradores  que buscaron brindar servicios básicos a la población dispersa e incorporarlos al desarrollo municipal; construyó la mayor cantidad de puentes que unieran a las comunidades con los municipios y al estado con los estados colindantes.
    En 1988 fue nombrado editor y director general del Fondo de Cultura Económica, posteriormente fue Embajador de México en España de 1989 a 1991.
    Desde 1995 es miembro del Partido de la Revolución Democrática (PRD ) que lo llevó a ser diputado federal en 1997.
    Actualmente Don Enrique se desempeña como investigador del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM), dependiente de la misma Casa de Estudios;
    Los otras celebridades galardonadas son María Francisca Atlántida Coll Oliva, María de las Mercedes Guadalupe de la Garza y Camino, Luis Esteva Maraboto, Víctor García de la Concha, Enrique González Pedrero, Jaime Mario Labastida Ochoa, Eduardo Matos Moctezuma, Leonardo Padura Fuentes, Ranulfo Romo Trujillo, Silvia Torres Castilleja y Josefina Zoraida Vázquez y Vera.
    Posdata: De acuerdo la Biblioteca Médica Nacional, Honoris causa, es una locución latina cuyo significado es por causa de honor, una cualidad que conduce al cumplimiento de sus deberes, respeto a sus semejantes y a sí mismo, es la buena reputación que sigue a la virtud, al mérito o a las acciones de servicio, las cuales trascienden a las familias, personas, instituciones y las acciones mismas que se reconocen. Es un alto honor para personas de testimonio social, reconocido e intachable. En la mayoría de los casos, esta locución es antecedida por el término maestro o doctor.