• La Verdad del Sureste |
  • Jueves 14 de Diciembre de 2017

Eugenio Hernández se robó un predio de Mil 584 mdp en Altamira, acusa Fiscalía



Ciudad de México, 6 de octubre.- Javier Castro Ormaechea, Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción en Tamaulipas, informó que se cumplimentó la orden de aprehensión en contra del ex Gobernador Eugenio Hernández Flores por los delitos de peculado y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

 

    El funcionario detalló que la detención del ex Gobernador se llevó a cabo en cumplimiento de una orden girada el pasado 4 de octubre luego de la apropiación de un inmueble en el puerto de Altamira, de mil 600 hectáreas de dimensión, y que actualmente tiene un valor de mil 584 millones de pesos.

 

Ante la secrecía de la averiguación, dijo, no se darán más detalles.

 

Castro Ormaechea detalló que en el arresto del ex mandatario participaron agentes ministeriales de la Procuraduría General del Estado de Tamaulipas.

 

Destacó que fue el 28 de septiembre cuando la fiscalía a su cargo solicitó la acción penal en contra del priista, y que el pasado 4 de octubre, el Juzgado Segundo de Primera Instancia Penal de Ciudad Victoria liberó la orden de aprehensión.

 

El ex Gobernador fue ingresado al Centro de Ejecución de Sanciones de Ciudad Victoria esta misma mañana luego de ser detenido en esa ciudad.

 

Hernández Flores es miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que le ha conservado todos sus derechos a pesar de los señalamientos de enriquecimiento ilícito y nexos con el crimen organizado.

 

Desde el año 2014, se giró una orden de aprehensión en una Corte federal de Corpus Christi, Texas, en contra de Hernández Flores, por usar dinero presuntamente desviado del erario de Tamaulipas.

 

La justicia de Estados Unidos acusa al ex Gobernador priista de Tamaulipas de lavar al menos 30 millones de dólares procedentes de actividades criminales. En 2015, siete de sus propiedades en ese país fueron aseguradas, igual que otras 10 en Quintana Roo en 2012, cuando la Procuraduría General de la República (PGR) inició una investigación en su contra que no prosperó.

 

A pesar de que hace dos años una Corte de Texas emitió una primera orden de captura, siguió en libertad en México. Las autoridades mexicanas argumentaban que no habían recibido ninguna solicitud de detención provisional.

 

El 8 de febrero, la misma Corte texana reiteró las acusaciones y solicitó de nueva cuenta la detención del ex mandatario de Tamaulipas por los cargos de lavado de dinero y fraude bancario.

 

El pasado 19 de septiembre, poco antes del sismo, Hernández Flores fue captado e identificado por pasajeros del vuelo AM935 Monterrey-México, de Aeroméxico.

 

    Su antecesor, Tomás Yarrington Ruvalcaba está detenido en Italia. El pasado 21 de septiembre, la Corte de Apelaciones de Florencia autorizó la extradición del ex funcionario a México y Estados Unidos por presuntos vínculos con el cártel del Golfo y los Zetas.

 

El Procurador General de Estados Unidos, Jeff Sessions, y el Procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade, acordaron que Yarrington sea juzgado en Estados Unidos y luego re extraditado a México.

 

César Duarte, otro ex Gobernador del PRI, al igual que Hernández, es todavía miembros del partido pese a ser persiguidi por el saqueo de las finanzas públicas de Chihuahua.


Adelanto del documental "Esto soy", producido por Epigmenio Ibarra

Portada y Contraportada

CARNE DE CAÑON