• La Verdad del Sureste |
  • Miércoles 18 de Octubre de 2017

FeCaL: ASQUEROSO BANDIDO I


EMMANUEL RUIZ SUBIAUR



Felipe Calderón es un gran bandido. Tan gran bandido como lo han sido los expresidentes de la República de Salinas a la fecha (productos de escoria que han dado el pan y el pri). En descarado contubernio con los nefastos gobernantes priistas, ahora busca usar a su mujer como candidata a la Presidencia por el pan; mejor dicho, la alquiló para hacer juego sucio contra el único adversario electoral real de la cúpula de bandidos que encabeza el prianal y conseguir prolongar la impunidad y protección de su corrupción desvergonzada.
    FeCal, debería estar en la cárcel y no gozando los resultados de los multimillonarios sobornos que recibió para intervenir y conceder contratos ilegítimos a diversas empresas. Uno de los trafiques de este borracho panista, está siendo investigado por las Cortes de EU y Suiza. Se relaciona con la Constructora Odebrecht y el asunto de lavado de dinero denominado Caso Lava Jato.
    FeCal apareció refulgente dentro de la investigación del  Caso Lava Jato, trama de corrupción mundial protagonizada por el grupo Odebrecht (el gigante de la construcción brasileño). Acá, el bandido FeCal, anda tan campante paseándose por el país con la intención de imponer a su cómplice y compañera de borrachera y francachelas, Amargarita Zavala, como candidata del partido ultraconservador pan, a la presidencia.
    En 2015 el millonario Marcelo Odebrecht fue detenido por la  policía brasileña quien investigaba una trama corrupta en la petrolera estatal del Brasil; la Procuraduría General brasileña le propuso a Marcelo Odebrecht que confesara los sobornos en Petro Bras (la compañía petrolera estatal del Brasil) a cambio de reducirle los años de cárcel que le caerían encima por sus delitos. Durante algunos meses él se resistió; hasta que hubo más pruebas en su contra, pero sobre todo se rindió ante la amenaza de que su empresa (el gigante de la construcción que heredó de su abuelo con presencia en 28 países) nunca más volviera a licitar para obras públicas en Brasil.
    En diciembre de 2016 ejecutivos de Odebrecht admitieron ante una Corte Federal de Nueva York el haber entregado sobornos en Argentina, Perú Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá, República Dominicana, Guatemala y México.
    En México, esos sobornos implican a Felipe calderón. FeCal apareció en un correo electrónico entre 2 ejecutivos de ese consorcio corruptor admitiendo sobornos. Roberto Prisco Ramos y Alexandrino Salles de Alencar quienes gestionaron una reunión entre el Felipillo Calderón y el ex presidente de Brasil para cerrar un negocio en Pemex que les dejaría ganancias de unos dos mil millones de dólares anuales.Ese correo electrónico obra como prueba en el caso Lava Jato, que sigue el Juez Sergio Moro, que ahora se extiende al borrachales de FeCal.
    El mensaje en el cual apareció el nombre de Felipillo Calderón está fechado el 8 de diciembre del año 2009, -cumplía 3 años de haber llegado a Los Pinos- y en ese momento, Braskem una filial de grupo Odebrecht, considerada la empresa líder en América Latina en la división de petroquímica, ganaba la fabricación de la Planta Etileno XXI en Pemex, planta destinada a la fabricación de polietileno –un producto básico para la industrialización de plásticos- que se construiría en Coatzacoalcos, Veracruz, de acuerdo con el contrato.
    Roberto Prisco Ramos quien envió este correo era en ese momento el Director de Braskem, la filial de Odebrecht que estaba por cerrar el negocio por la Planta de Etileno XXI en Coatzacoalcos; pero, para llegar a esa meta, requerían que Pemex le suministrara a Braskem, 66 mil barriles diarios de gas etano a “precios preferenciales” y así sucedió. Aunque Pemex ha reservado esa información por lo menos 20 años, la información ya fluye con abundantes datos.
    Esto se escapó de FeCal y quien lo protege (Peña), pues, Roberto Prisco Ramos fue condenado a más de 10 años de prisión  por lavado de dinero y corrupción pasiva. En uno de esos correos Prisco negoció con FeCal, el pago de sobornos desde México -a los que llamaba con la clave “acarajes” (se pronuncia acareyes –uno de los platos más tradicionales de la cocina en Brasil)-. Gracias a esos sobornos, Odebrecht ganó contratos en Pemex derivados de 5 grandes obras por más de dos mil millones de dólares justo durante y poco después a la época en que entregaron 10.5 millones de dólares a funcionarios de México. Los sobornos de Odebrecht que involucran probadamente al bandido de FeCal, superan los 10.5 millones de dólares. Y este corruptísimo panista pretende poner a su mujer en la Presidencia.


AMLO en entrevista con René Delgado. Reforma

Portada y Contraportada

EL “ROBO LUCIONARIO”