• La Verdad del Sureste |
  • Martes 28 de Marzo de 2017

FeCaL: ASQUEROSO BANDIDO II


EMMANUEL RUIZ SUBIAUR



Felipe Calderón es un gran bandido; su corrupción es desvergonzada. FeCal, debería estar en la cárcel y no gozando los multimillonarios sobornos que recibió para intervenir y conceder contratos ilegítimos a diversas empresas. Uno de los trafiques de este borracho panista, investigado por las Cortes de EU y Suiza, se relaciona con la Constructora Odebrecht y el asunto de lavado de dinero denominado Caso Lava Jato.

    FeCal se pasea por el país con la intención de imponer a su cómplice y compañera de borracheras y francachelas, Amargarita Zavala, como candidata del partido ultraconservador pan, a la presidencia. Olvida que los sobornos que recibió de Odebrecht ya lo tienen en la picota a él y a su mujer.
    La derrota y encarcelamiento de Marcelo Odebrecht abrió los candados que impedían avanzar en otras investigaciones abiertas en Suiza y EU. En diciembre de 2016 ejecutivos de Odebrecht admitieron ante una Corte Federal de Nueva York el haber entregado sobornos en Argentina, Perú Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá, República Dominicana, Guatemala y México. En México, esos sobornos implican a Felipe calderón quien aparece en un correo electrónico entre 2 ejecutivos del consorcio corruptor admitiendo sobornos de parte de Roberto Prisco Ramos y Alexandrino Salles de Alencar.
    El mensaje en el cual apareció el nombre de Felipillo Calderón está fechado el 8 de diciembre del año 2009, momento en que, Braskem, una filial de grupo Odebrecht división de petroquímica, ganaba la fabricación de la Planta Etileno XXI en Pemex, que se construiría en Coatzacoalcos, Veracruz, de acuerdo con el contrato.
    La obra que finalmente se levantó ahora es conocida como Etileno XXI y desde aquellos años el precio del gas etano es un secreto y así permanecerá por 20 años con posibilidad de prorrogarse por cinco más, al haberse clasificado como “información reservada”.
    Esta historia comenzó desde que Pemex le cedió a Braskem y a la compañía mexicana IDESA la construcción de la planta Etileno XXI.  A cambio de esta inversión, México dejaría de importar polietileno.
    Roberto Prisco Ramos quien envió esos correos era el Director de Braskem, la filial de Odebrecht que estaba por cerrar el negocio por la Planta de Etileno XXI en Coatzacoalcos; requirió que Pemex le suministrara a Braskem, 66 mil barriles diarios de gas etano a precios preferenciales; vía sobornos y el tráfico de influencia consiguió contrato y el gas etano.
    Roberto Prisco Ramos fue condenado a más de 10 años de prisión por lavado de dinero y corrupción pasiva, Esto se escapó de FeCal y quien lo protege (Peña). En uno de esos correos Prisco negoció con FeCal, el pago de sobornos desde México.
    Se le acabó de complicar su ratería al bandido de FeCal luego de que Alexandrino Salles de Alencar fue condenado a 15 años de prisión acusado de delitos relacionados con actos de corrupción, y cuando se corroboró -por las deposiciones del acusado al colaborar ante la Procuraduría Brasileña-, lo que ya había sido revelado desde el 1 de abril del 2016, por la revista Epoca editada en Sao Paulo y perteneciente el grupo O Globo. Este personaje fungía como Director de Relaciones Institucionales de Odebrecht y al menos tres delatores dentro del Caso Lava Jato lo señalan como “el responsable de pactar los sobornos en el extranjero”. En febrero de 2010 Felipillo Calderón y los de Oderbrecht tuvieron un encuentro privado en México dentro de la Cumbre de la Unidad Latina y del Caribe organizada en Quintana Roo; y festejaron por la inversión de dos mil quinientos millones de dólares que realizaría el grupo mexicano IDESA y la brasileña Braskem.
    Un funcionario de Petrobras confesó que recibió 7 millones de dólares en sobornos a cambio de gestión y contratos (entre ellos el de esa obra en México). El 26 de julio del 2015, Braskem entregó a la policía brasileña todos los mensajes electrónicos de su ex Director General y ahí ardió Troya para el corruptisimo de FeCal.
    En octubre 24 de 2011 el entonces Director de Odebrecht fue invitado a comer a la Residencia Oficial de Los Pinos; ya se había reunido en diversas ocasiones con priistas y panistas corruptos: el 24 de mayo de 2010, con Fidel Herrera, gobernador de Veracruz, en Sao Paulo, Brasil, el 4 de agosto de 2011 con Javier Duarte, gobernador de Veracruz, en Sao Paulo, Brasil. Luego se reunió, el 25 de octubre de 2011 con Javier Duarte y Enrique Peña en Veracruz, el 1 de octubre de 2013 con Peña, en Los Pinos, el 1 de octubre de 2013 con Javier Duarte y el Director de Pemex, Emilio Lozoya, en Veracruz, y el 21 de mayo de 2014 con Javier Duarte en el Puerto de Veracruz. Todos unos “pájaros de cuenta” y “fichitas negras”, de escoria..