• La Verdad del Sureste |
  • Jueves 27 de Abril de 2017

FeCal: ASQUEROSO BANDIDO III


EMMANUEL RUIZ SUBIAUR



Gracias al tráfico de influencias de FeCal –el supercorrupto panista que ahora busca imponer a su mujer como candidata del conservador pan-, dos bancas de desarrollo mexicanos le  otorgaron abultados créditos a Braskem: Nacional Financiera y Bancomext. El contubernio de FeCal con el consorcio corruptor Odebrecht, llegó a armar no sólo un negocio entre el dueño de Odebrecht y FeCal, sino también a trabar amistad: es decir, los sobornos se transformaron en contratos, créditos y francachelas.
    El 24 de octubre de 2011 el entonces Director de Odebrecht fue invitado a comer a la Residencia Oficial de Los Pinos; Felipe calderón abrió las puertas de la casa presidencial para albergar una reunión que en forma excepcional realizaba fuera de Brasil, Marcelo Odebrecht. La anfitrionía la prodigó Amargarita Zavala. Marcelo Odebreht llego acompañado de Carlos Fadigas de Souza -quien también está acusado de corrupción en Brasil, EU y Suiza-.
    Ya 9 meses antes de esta comelitona, el 28 de enero de 2011, FeCal se había reunido con  Carlos Fadigas en el marco del Foro Económico de Dabos, Suiza -país en donde Odebrecht movió 211 millones de dólares en cuentas secretas para el pago de sobornos en 2010-.
    En el juicio que se sigue en Brasil, Carlos Fadigas mismo ha confesado el esquema de sobornos a funcionarios y políticos. En esa comida FeCal estuvo acompañado en la comida con Odebrecht y con Fadigas por uno de sus colaboradores de mayor confianza: Jordy Herrera Flores, quien en distintas etapas fue su secretario particular (primero en el Congreso Federal -de 2000 a 2003- y luego en su efímero paso como Director de Banobras y Secretario de Energía (2003-2004).
    En la misma comida estuvieron Bruno Ferrari, en aquel entonces Secretario de Economía, quien se sentó entre Calderón y Fadigas, así como Carlos Guzmán Bofill, director de ProMéxico. Ya instalado en la Presidencia de la República, Calderón colocó a Jordy Herrea como Director de Pemex Gas y Petroquímica Básica en 2010; luego lo nombró Secretario de Energía, y con esa investidura acudió a la reunión con Marcelo Odebrecht el 24 de octubre de 2011.
    FeCal, traficó influencias en este caso para que, al día siguiente de la comelitona a su socio y amigo Odebrecht lo atendiera a “cuerpo de rey” Peña Nieto el 25 de octubre de 2011 junto con el hoy prófugo el gober transa Javier Duarte en Veracruz. Ya siendo Presidente Peña, el 1 de octubre de 2013 le ofrecieron a Odebrecht otra comelitona en la residencia de Los Pinos. FeCal fue más allá con este socio corruptor: intervino para que les dieran dos préstamos, Nacional Financiera (Nafin) les prestó 280 millones de dólares y el Banco Nacional de Comercio Exterior(Bancomext) otros 120 millones de dólares.
    Odebrecht patrocinó –oh paradoja- al organismo oficial para combatir la corrupción en México, la Secretaria de la Función Pública para la organización de un Encuentro Internacional de Control de Obra Pública. Por eso, hoy, cn Peña en Los Pinos, no se investigará nada sobre estos sobornos y el tráfico de influencias para conceder contratos en Pemex.  
    Los sobornos de Odebrechet siguieron en alta; FeCal recibió los suyos, al igual que Herrera, Duarte, Peña y Lozoya. Pero se filtraron correos electrónicos y mensajes comprometedores.El intercambio de mensajes fue uno de los elementos que también permitió al juez Moro sentenciar a Marcelo Odebrecht -el millonario y dueño del grupo Odebrecht- a 19 años y 4 meses de prisión por el pago de 30 millones de dólares sólo en sobornos a Petrobras.
    Al menos tres delatores dentro del caso “Lava Jato” han señalado a Alexandrino Alencar -ex director de Relaciones Institucionales de Odebrecht- como el responsable de los sobornos en el extranjero. Uno de ellos, llamado Rafael Angulo López, afirmó haber visitado varias veces a Alencar en las oficinas de Odebrecht en Sao Paulo, para darle números de cuentas a las que había que hacer transferencias fuera de Brasil. Angulo ha relatado a los fiscales de Brasil y Perú cómo sacaron dinero dentro de sacos grandes y bolsas desde Río de Janeiro hasta Lima para entregarlo en las oficinas del OAS y de ahí transferirlos a cuentas de México.
    Primero fueron 4.5 millones de dólares entre los años 2010 y el 2012, en el último tramo del gobierno de FeCal y posteriormente entregaron 6 millones de dólares, entre 2013 y el 2014, ya cuando Peña Nieto habitaba en Los Pinos. Al menos por este contubernio y encubrimiento y para proteger su corrupción y pervertida impunidad, FeCal anda impulsando a su mujer Amargarita Zavala y Peña la financia. Juego sucio, como sucias sus conciencias y conductas.