• La Verdad del Sureste |
  • Martes 12 de Diciembre de 2017

INFORMARÁ COMO FUNCIONARIO

El Gregueriano: Cumplir años apoyando


EMMANUEL RUIZ SUBIAUR



En 2013, se presentó una propuesta de Ley para que el Sistema Estatal DIF fuese transformado: un órgano desconcentrado y que el presupuesto del nuevo órgano sea dispuesto por una Junta de Gobierno. Que el DIF, deje de ser un Patronato. La iniciativa pretende convertir al DIF en un órgano descentralizado que maneje su propio presupuesto, que tenga bienes propios y autonomía de gestión.
En atención a esa iniciativa, la Presidente del DIF –la de hoy, o la de los sexenios del mañana-, dejaría el papel “honorario” y le llevarla al de funcionario. No hay, a causa de esa iniciativa, elementos para sugerir el aumento de su mando o su poder; en cambio sí, en aras de la legitimidad y la transparencia, se ubicarían en la franja de quienes tienen que rendir cuentas.
Eso es lo adecuado, ya que, la tarea de la esposa del Titular del Poder Ejecutivo de cualquier Estado tiene incidencia toral en la esfera pública y resulta oriente y rumbo de políticas públicas de carácter social.
Las esposas de los gobernadores han salido de las sombras para posicionarse como figuras públicas; son símbolo y resultado, en parte, del empoderamiento de la mujer en la esfera pública -que exigen los Derechos Humanos y los instrumentos internacionales de equidad y justicia-, y también, del batallar constante y pertinaz de las mujeres a ocupar más espacios decisorios.
Como todo derecho, otorga prerrogativas e impone obligaciones. Por esta razón, la esposa del Titular del Poder Ejecutivo, que este día 15 de octubre cumple años, ha de rendir informe, por el bien de la transparencia y la legitimidad. En ese acto, que más que nada es una obligación y una responsabilidad, no se entra en conflicto de ningún tipo con las disposiciones y los lineamientos que emitió el Instituto Electoral respecto a propaganda ni a actos de campaña o anticipados de campaña.
La misma señora Martha Lilia tiene calara la misión de su papel social: Estamos ante un cambio en el papel de las parejas de los gobernantes. En el caso de las mujeres, sin duda que existe un “empoderamiento” de género que enfrenta la resistencia y la crítica de una cultura tradicional, en especial en Tabasco. En otros países no resulta extraño que tanto el hombre como la mujer en una pareja participen en la política.
La voz de la primera dama es bien recibida, e incluso acogida por los medios de difusión: hay equilibrio en sus apreciaciones. Equilibra o atempera las rispideces que en ocasiones afloran en el ámbito político. Son cuatro décadas de caminar junto a un político; y mantener en vertical una familia integrada.  
La señora Martha Lilia conoce la geografía de Tabasco. El territorio estatal ha sido recorrido por ella no menos de una decena de veces; y conoce cuáles son los problemas y las necesidades que aquejan a la población. Como mujer sensible y políticamente hábil, conoce cuáles son esas carencias y esos problemas que padecen los tabasqueños. Ella considera que es privilegiada “por estar con la gente y saber de sus problemas”.
No es una mujer que esté a la sombra del mandatario en una oficina. Todo lo contrario. Camina, observa, opina y toma decisiones. Su labor al frente del DIF es para someterse a esos rigores, no para estar en la oficina. Esta actitud de la señora Martha Lilia no es nueva: ha tenido una participación fundamental en la carrera política de Arturo Núñez y ella por sí realizó activismo en la fundación Patan Puku.
La voz de la señora Martha Lilia tiene carácter. Es recia. Sin embargo, ejerce el poder con esmero y suavidad. Su papel protagónico no es fortuito: Martha Lilia López de Núñez si es una presidenta, del DIF, negociadora, dura o estricta; en sus propios términos: un poquito de cada cosa. Es una mujer que comete errores y los enmienda: aprende de ellos.
Lo importante es que las damas sean conscientes –la señora Martha Lilia lo es- que el acceso que tienen a la toma de decisiones importantes del gobierno, debe servir para un canal más anchurosos e innovador propiciador de los cambios y turbina generadora de proyectos sociales: las mujeres suelen dar luces en muchos aspectos de la vida; imprimen su personalidad, le dan nuevo rostro a la política.