• La Verdad del Sureste |
  • Viernes 23 de Febrero de 2018

De la mano del PAN y su esposa, Moreno Valle busca mantener cacicazgo en Puebla



Ciudad de México, 9 de febrero.- Era 24 de enero y Martha Erika Alonso Hidalgo se registraba como precandidata del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura de Puebla. Ese día cumplía 14 años casada con el ex Gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, y también se quitaba el apellido con el que participó de la vida pública de la entidad durante el sexenio de su marido.
    Enfundada en un saco azul a las oficinas del Comité Ejecutivo Estatal del PAN y, de acuerdo con las notas de la prensa local de ese día, Martha Erika levantó un gallo que le pusieron en las manos sus seguidores, como lo hizo en su momento Moreno Valle cuando se registró como precandidato al mismo cargo.
    Era el aniversario de bodas y un momento clave en la vida política de Martha Erika Alonso, pero Rafael Moreno Valle no estuvo ahí.
    Hoy es la virtual candidata de la coalición “Por Puebla al Frente”, integrada por el PAN, y los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC), Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI). Y busca mantener al estado bajo el control del panismo, mientras lucha por alejarse de la sombra de su esposo bajo la que, paradójicamente, creció.
    “Es imposible separar a Martha Erika de Rafael Moreno Valle porque su presencia pública se dio justamente durante el sexenio de Rafael Moreno Valle, no antes. A diferencia de Margarita Zavala [Gómez del Campo] que hizo política por sí misma en su juventud en los espacios panistas, de Martha no podemos decir que tenga una trayectoria política propia, sino que su figura pública se empoderó por ser esposa del ex Gobernador”, señaló Juan Luis Hernández Avendaño, politólogo y director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana Campus Puebla, en entrevista.
    Para el académico, el hecho de que Martha Erika se quitara el apellido del ex Gobernador y la ausencia en el acto están relacionados con que a la aspirante le pesa la figura de su pareja. “Eso significa que ahora su equipo está considerando que pesan los negativos del apellido para su proceso de candidatura”, explicó.
    Sin embargo, politólogos de Puebla consultados por ese medio consideraron que ese deslinde simbólico no significa necesariamente que Alonso deje de representar el proyecto de continuidad del morenovallismo. Una gestión que, según las palabras del ex dirigente estatal del PAN Rafael Micalco Méndez, “lastimó a mucha gente durante su administración”.
    “Martha Erika llega en un momento en el que hay un desgaste y fuertes críticas hacia lo que fue la gestión de su esposo”, explicó Alejandro Guillén Reyes, doctor en Ciencia Política e investigador de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).
    Y tan es así que los reflectores no tardaron de enfocarse nuevamente sobre él. Ahora por un escándalo de supuesto financiamiento ilegal a su campaña para Gobernador de Puebla.
    Las acusaciones apuntaron a que el ex Tesorero de Quintana Roo Juan Melquiades Vergara, ya detenido, habría dado recursos ilegales en 2011 para su campaña y la de Antonio Gali Fayad para alcalde de la ciudad de Puebla.
    La denuncia la hizo ayer Violeta Lagunes, ex Diputada federal y aspirante a la Alcaldía de la capital poblana. Horas después, el ex Gobernador negó vínculo alguno con el ex funcionario quintanarroense acusado de lavado de 50 millones de pesos.
    Pero la lupa no solo sobre él sino también sobre ella debido a que oficialmente ha gastado 700 mil pesos en sólo cinco días de precampaña, aunque su rostro está en camiones, combis y espectaculares de varios municipios de Puebla.
    Las dudas sobre la promoción de Moreno Valle fueron una constante durante años, que incluso el Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó en varias ocasiones.

MARTHA ERIKA, SIN CREDENCIALES POLÍTICAS
Los politólogos describieron a la ex Primera Dama de Puebla como una mujer sin pasado cuestionable, ni errores relevantes durante su gestión que puedan afectar su imagen. Se trata, dijeron, de una mujer educada y preparada que nació en Puebla y que proviene de una familia acomodada de Tecamachalco.
    La aspirante a Gobernadora estudió Diseño Gráfico en la Universidad Iberoamericana y una Maestría en Comunicación Pública en la Universidad de Las Américas Puebla (UDLAP). Se ha preparado con diplomados en el extranjero. Estudió Marketing en Comunicación Interpersonal en la Escuela de Alta Dirección y Administración (EADA) en Barcelona, España.
    Se solicitó una entrevista con Martha Erika Alonso Hidalgo. Se le explicó a su representante de prensa que se trataba de un perfil y que se pretendía ahondar en sus orígenes, su vida y su intención de Gobernar Puebla, pero fue negada y pospuesta para “cuando esté en la campaña”.
    es que en el ámbito político poco se sabe sobre Martha Erika. Rafael Micalco Méndez, quien tuvo serios enfrentamientos con Rafael Moreno Valle cuando era dirigente estatal y que incluso rompió con el entonces Gobernador de manera tajante, dijo desconocer quién es Erika Alonso.
    “Sé que su familia es de Tecamachalco, que es una familia económicamente pudiente, pero nada más. Ella no hizo carrera política, no estuvo en el PAN ni en otro partido antes de ser la Primera Dama. Hasta ahora el único trabajo que ha tenido la señora es haber sido la responsable del DIF estatal y secretaria del partido en Puebla. La conozco por esas dos cosas: que es la esposa de Moreno Valle y por esos dos cargos que ha ocupado”, señaló.
    Micalco aclaró que nunca tuvo relación con la ex Primera Dama y que incluso la confrontación se dio únicamente con Rafael Moreno cuando el entonces Gobernador y su grupo político inflaron el padrón electoral del PAN en puebla con 22 mil afiliados más.
    “Hasta este momento Martha Erika no es candidata, pero si llegara yo no sabría qué hacer con mi voto para el Gobierno del Estado. No puedo apoyar a quienes han actuado en contra del partido, que le han entregado distritos al PRI, que han perseguido panistas por años, que incluso los han metido a la cárcel; a quienes desde el Gobierno del Estado han tenido el control de varios partidos políticos y que han fundado nuevos partidos: cuando un ciudadano llega al PAN para afiliarse, le preguntan ‘a qué ventanilla prefiere pasar: si a la del PAN, a la del PSI [Partido Social de Integración] o al del Compromiso por Puebla’”, dijo el ex dirigente.
    El director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana sostuvo que “para algunos poblanos ella tiene una imagen amable, afable, en contraste con una imagen severa, adusta, represora de Moreno Valle. Es una imagen positiva que no dio problema, no se metió el vericuetos complicados. Está muy claro que mientras Moreno Valle daba una imagen de represor autoritario; ella era amable. Pero esa imagen se ve opacada por su esposo. La pregunta es: si gana la elección ¿quién va a gobernar?, ¿ella o Moreno Valle”.
    Y cuestionó: “¿qué hará respecto al sexenio de su marido?, ¿investigará la corrupción que hubo?, ¿investigará el incremento de la deuda pública que se triplicó?, ¿investigará la represión, los presos políticos y la obra pública monumental con sobreprecio?”.

EL DIVIDIDO PAN POBLANO
Moreno Valle como Gobernador dejó detractores al interior de su propio partido. Los panistas en este momento, dijo Micalco, están divididos aunque no lo muestran.
    “Les tienen pavor [a los Moreno Valle], nadie se atreve a decir nada por miedo a represalias. Somos pocos los que seguimos en el PAN y decimos las cosas. Otros ya mejor se fueron”, apuntó.
    Y señaló que cualquier panista tradicional de Puebla tiene más trayectoria política que Martha Erika. La postulación a candidato a Gobernador fue leída como una de las concesiones que Ricardo Anaya Cortés dio a Moreno Valle para dejarle libre la carrera presidencial en 2018.
    “En mi caso fui Diputado federal, local, Delegado federal, presidente estatal en dos ocasiones, secretario general del Comité Directivo Estatal, militante 28 años, y así hay muchos con más trayectoria que la señora. Mis respetos para ella, está ejerciendo un derecho que la Constitución le da, pero es una pieza importante del llamado morenovallismo comandando, dirigido, ordenado por Rafael Moreno valle. Representa los intereses de él. Yo veo complicado que gane, porque han lastimado a mucha gente en todo el estado. Es su marido detrás de ella”, resaltó Micalco.
    El politólogo Alejandro Guillén coincidió en que “la candidatura de la señora ha sido recibida como una especie de continuidad. Hay una parte de la sociedad que le aplaude el trabajo que hizo en el DIF, atrajo los reflectores, generó apoyos. Pero le costará mucho trabajo crear una imagen independiente de Moreno Valle, porque él tiene una imagen impositiva, que le será difícil quitarse”.
    Hoy el PAN está en segundo lugar, debajo de Morena, en las encuestas presidenciales, pero en Puebla el escenario es el contrario. Para Guillén Reyes, Morena capitalizará la división entre los panistas y el descontento social que generó la administración de Moreno Valle.
    Mientras que, según Hernández Avendaño, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no representará oposición como tampoco lo hizo en la gestión morenovallista “aprobándole todo en el Congreso”.

SILENCIO ANTE LOS FEMINICIDIOS
El Gobierno de Moreno Valle no logró reducir la incidencia delictiva. Durante su sexenio se cometieron al menos 2 mil 999 homicidios dolosos. El último año de su administración fue el más violento con 590 homicidios, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Ese año también fueron asesinadas 76 mujeres, y el que le siguió 2017 cerró con 83.
    En Puebla hay una lucha desde las organizaciones civiles para que se emita una Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM). Martha Erika Alonso no se ha pronunciado sobre el problema cuando estuvo al frente del DIF estatal, recordó Vianet Rojas Arenas, ex directora del Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) en tiempos de Moreno Valle. “Es un tema que nunca le interesó. Nunca escuché que nombrara el tema de feminicidio, siempre al tema que compete al DIF, el de la familia. Nunca hubo un trabajo en sobre el tema de feminicidio, tampoco un trabajo en la prevención de la violencia en contra las mujeres. Fue un trabajo opaco”, dijo.
    La activista criticó que Alonso Hidalgo no ha mantenido una agenda política en el tema de feminicidio, y tampoco en derechos humanos. “En realidad no tiene una agenda política, no se pronunció en torno a ningún tema de derechos humanos. Es una mujer que no tiene carrera política. Yo no veo dónde está su agenda. El hecho de que sea la esposa del ex Gobernador, hace que hablemos de nepotismo y una idea que tenemos los ciudadanos de que se trata de la continuidad de Moreno Valle”, argumentó.

Martha Erika intenta desligarse de los pecados del esposo y del morenovallismo… que le dio todo.

Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Perico verde