• La Verdad del Sureste |
  • Viernes 28 de Abril de 2017

No importan en Edomex muertas y desaparecidas porque no votan



CIUDAD DE MÉXICO.— El feminicidio en México es “un mal que crece de forma alarmante, invisible y que impacta directamente contra la célula fundamental de la familia”, afirma la Arquidiócesis Primada de México, a través de su semanario Desde la Fe.
    En su reciente edición, el semanario arquidiocesano pone al Estado de México como la entidad más representativa de estos crímenes. Señala:
      “En el Estado de México –entidad en disputa electoral— entre 2011 y 2013 casi 850 mujeres fueron asesinadas, pero las cifras resultan más escalofriantes en el periodo comprendido entre 2013 y 2015, cuando cerca de dos mil mujeres fueron ultimadas y mil 500 desaparecieron”.
    Con cifras que tomó del Diagnóstico 2016 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el semanario señala que la mayoría de estas mujeres mexiquenses eran “adolescentes, de entre 15 y 18 años de edad”.
Y agrega:
    “Estas son cifras de escándalo que por supuesto no importan a las autoridades, pues las muertas y desaparecidas no votan”.
    En su editorial titulado “Feminicidios, crimen impune”, la publicación también menciona al estado de Morelos como otra entidad “donde este drama crece con desmesura”, por lo que “algunas organizaciones civiles han denunciado una incapacidad total del gobierno de Morelos para frenar estos horrores, pues las medidas tomadas son francamente inútiles: cada cinco días, una mujer es asesinada”.
    Es tan grave el problema de los feminicidios en el país –prosigue el semanario— que ya en “siete estados” se ha declarado la “alerta por violencia de género”.
Y concluye:
    “Los crímenes contra mujeres son el diagnóstico del lamentable estado de procuración de justicia y del respeto a los derechos humanos, son nuestro fracaso como sociedad”.