• La Verdad del Sureste |
  • Sábado 20 de Enero de 2018

PAN Y PRI PROTEGEN A DELINCUENTES I


EMMANUEL RUIZ SUBIAUR



El Gregueriano: Los delincuentes, se pasean tranquilos por las calles, por la protección que les brindan los gobiernos neoliberales del PAN y del PRI, que impusieron arbitrariamente un Sistema de Justicia Penal que es un rotundo fracaso: caro, ineficiente y que protege a los delincuentes.

Los datos que arroja la implementación del ilógico y nefasto Sistema de Justicia Penal impuesto por el PAN y el PRI, son aterradores: si antes en el anterior Sistema, de cada 100 delitos denunciados se consignaban a los jueces entre en 12 y 15 por ciento de ellos, con el sistema neoliberal impuesto por el PAN y el PRI, no se judicializan ni el 0.5 por ciento de los casos denunciados. Si antes con el anterior Sistema se conseguían condenas entre un 20 y 22 por ciento de los casos consignados ante el juez, con el Sistema Neoliberal impuesto por el PAN y el PRI, de esa mínima cantidad de casos judicializados, no se obtienen condenas arriba del 3.3 por ciento.
    PRI y PAN con el Nuevo Sistema de Justicia Penal protegen a los delincuentes y Ampliaron exponencialmente el rango de corrupción en policías, Ministerio Públicos, peritos y jueces. El contubernio de PAN y PRI con las bandas delincuenciales comunes es un absoluto descaro. Tiene una finalidad:  mantener asustada, apanicada, a la mayoría de la población, de tal manera que el día de la elección no salga a manifestar su voto o emita un voto de miedo. Es una forma de coaccionar al electorado.
Ese contubernio y protección que PRI y PAN le dan a las bandas de la delincuencia común por medio de la inoperancia e ineficacia del sistema de justicia penal, ha comenzado a ser reprochada por los grupos de poder del extranjero.
    El diario estadounidense The Washington Post (WP) advirtió el 27 de diciembre, que, a un año de la implementación del sistema penal acusatorio en todo el país, los resultados han sido caóticos. Realmente un atronador fracaso Apunta que el reparto de culpas y la confusión reinan en cada eslabón de la cadena legal, en un año en que se ha intensificado la violencia. Violencia multiplicada por las decisiones del PAN y del PRI, que desde el gobierno federal se aferran en aplicar una fracasada y poco inteligente política de seguridad pública. El caos: la policía se queja de horas perdidas en llenar formas laboriosas; los fiscales (Ministerios Públicos) culpan a los jueces por liberar a los delincuentes; los jueces acusan a la policía mal capacitada de cometer errores en las escenas del crimen, y a los Ministerios Públicos de no integran adecuadamente las carpetas de investigación. Unos a otros se echan culpas, y ninguno cumple a los requerimientos y aspiraciones de la población, la cual sufre el desorden, la arbitrariedad y la corrupción de los agentes del sistema penal. Ese es el diagnóstico del Washington Post. Quienes padecemos y sobrevivimos en ese sistema penal neoliberal impuesto por el PAN y el PRI, sabemos que, además de esos garrafales errores apuntados por el Washington Post, en toda la cadena y en cada uno de los puntos del sistema desastroso penal, impera la corrupción, la falta de honestidad, el desconocimiento total del Derecho Penal, la incapacidad e incompetencia de los operadores; pesa sobre ellos la instrucción de los mandos superiores de no judicializar, ni encarcelar a los delincuentes dado que hay un acuerdo, convenio o contubernio para protegerlos desde el gobiernos panista o priista. La finalidad de este convenio protector a los delincuentes es mantener asustada, aterrorizada, apanicada, a la población con fines electorales. No hablamos de la delincuencia organizada, que al interior del PRI y del PAN tiene sus enclaves, aunque el Washington Post asienta que: “mientras impera el caos” en el sistema neoliberal penal “los poderosos cárteles de la droga están explotando las debilidades en el nuevo sistema”.  El diario señala que mientras los jueces esperan que las policías sean igual de precisas que sus homólogas en Washington o Londres, la realidad que impera en el país es que, “los agentes policiacos apenas saben leer y viven en lugares que parecen verdaderas zonas de guerra”.
    Que los Ministerios Públicos son incompetentes, no están capacitados y todas sus decisiones se toman en atención a los sobornos y a su índice de corrupción. Que no integran las carpetas de investigación y prefieren deshacerse de las denuncias mandando todo a que se resuelva en los medios alternativos de solución de conflictos; pero también ahí rotundo fracaso. Esto se vive hoy; se ha vivido hace 10 años. Gobiernos de PAN y PRI; son los culpables. La población permanentemente sale perjudicada y vive en la inconformidad contra ese sistema neoliberal penal impuesto por el PAN y por el PRI.


Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Pineda