• La Verdad del Sureste |
  • Martes 28 de Marzo de 2017

Peña y Nuño, otra mala jugada en educación


Alejandro Hernández



¿A qué juega el gobierno de Enrique Peña Nieto?, sobre todo en esta última partida donde mandó a su secretario de Educación para burlarse una vez más de los mexicanos.
    Aurelio Nuño, con su cara de “niño popis”, por ese peinadito de lado lleno de gel, declaró que para el próximo periodo escolar -estamos hablando del 2018-, entrará, por fin, la reforma educativa. ¿No que ya la aplicaban a punta de macanazos?
    El funcionario, en 15 minutos de entrevista, construyó un castillo en el aire, afirmando que todos los estudiantes, desde la primaria hasta la preparatoria, tendrán accesos a las herramientas tecnológicas, además del inglés.
    La propuesta sería catalogada como excelente, siempre y cuando el gobierno federal tuviera los recursos suficientes para soportar estas plataformas, y darles seguimiento para ir formando buenos alumnos.
    No se vale hablar superficialmente, sobre todo porque de acuerdo a sus dichos todos los maestros tendrán que saber o aprender inglés, cuando al proyecto sólo le falta un año.
    Se escudó que el resultado obtenido, el cual lo resumió en dos libros que llevaba en sus manos, fue producto de foros y talleres con especialistas, cuando lo sindicatos dicen lo contrario.
    Como otros proyectos anteriores, será producto de la mala política. Así terminó “Enciclomedia”, el ambicioso proyecto de Vicente Fox, o el de “Habilidades Digitales para Todos”, de Felipe Calderón. Puras ocurrencias de quienes no conocen el país.
    Además, cuando dicha reforma entre en función se tendrá un nuevo Presidente de la república, y si no coincide con lo establecido hoy, los gastos y desgastes se irán por la borda.
    Un programa que alentó a los jóvenes y que nació también en esta administración fueron las tabletas (tablets), al menos en Tabasco más de 50 mil preparatorianos las recibieron.
    Sin embargo, algo falló: no hay internet, ya que en ninguno de los 51 planteles educativos hay servicio, debido a que el programa “México Conectado” presenta fallas, una responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones federal.
    Nuño se atrevió a decir que la reforma va, y va para todo el país-. Sin analizar que existen estados como Oaxaca en el cual los maestros no sólo se opusieron a la “primera” reforma de Peña Nieto, sino que al igual que Chiapas es una de las entidades donde miles de niños no tienen ni siquiera luz eléctrica continua.
    El funcionario indicó -de forma fácil- que dejarán la pelota en el campo para el próximo Presidente, y que espera se le dé seguimiento. Sobre los recursos para el soporte mencionó que hay suficiente, aunque en la práctica, por experiencia derivada de reclamaciones, el dinero en su mayor parte se destina a pago de nómina. Un punto en particular, es que buscan crear niños analíticos, no aquellos que se acostumbraron a memorizar, sobre todo fechas. Aunque, si se revisa a conciencia, se tendrá como resultado que este proyecto es una nueva burla para los mexicanos. Falta saber qué dirán los dirigentes de cada sindicato. ¿Será que ellos ya tienen en su poder los cuadernos que presentó Nuño? Ojalá y no memoricen sino que piensen y actúen como es debido, porque hasta donde se sabe no hubo consensos ni foros de consulta para ver nacer este modelo, sólo el anuncio de un secretario con sus propias políticas y mentiras a los dos millones de maestros, en 260 mil escuelas.