• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 22 de Octubre de 2017

“Piso parejo” y mayor castigo a corruptos, piden en el PRI

Obligan a dirigencia priista a no dar línea para la asamblea nacional; “no basta con expulsar a militantes involucrados en actos de corrupción, que regresen lo robado”, exigen



Ciudad de México, 6 ago 2017.- La dirigencia nacional del PRI se comprometió con representantes de corrientes críticas del partido a no llevar a las mesas temáticas de la 22 asamblea nacional documentos “planchados” o línea prestablecida. Por el contrario, garantizará la inclusión de propuestas cuyo propósito es atacar los principales problemas del tricolor. Para ello, los “críticos” plantean endurecer las sanciones a priístas corruptos y, por otro lado, garantizar “piso parejo” en la selección de candidatos.
    Algunos predictámenes ya fueron elaborados la semana que concluye, con asuntos esenciales para el tricolor, de cara a la contienda electoral del año próximo.
    Sin embargo, como resultado de una serie de conversaciones con el dirigente del PRI, Enrique Ochoa Reza, y José Murat, presidente de la Fundación Colosio, así como enviados de la secretaría técnica y la comisión de redacción de la asamblea, se acordó incorporar propuestas a fin de que el encuentro no sea sólo cosmético, sino deliberativo.
    Igualmente, los críticos advierten de la necesidad de mirar al interior del partido antes de buscar candidatos en otros ámbitos o, peor aún, apoyar al abanderado de otro instituto político.
    Al término del encuentro, José Encarnación Alfaro, integrante de Alianza Generacional, comentó a La Jornada: “este sábado tuvimos ya una reunión muy amplia, donde estuvimos los representantes de las diversas corrientes de opinión al interior del partido. Encontramos una clara disposición (de la dirigencia) y llegamos a acuerdos específicos”.
    El primero y más importante, subrayó, es que ningún tema va a quedar fuera de la discusión en las cinco mesas temáticas (a realizarse el miércoles y jueves en igual número de ciudades), previo a la sesión plenaria de la asamblea del tricolor, programada para el próximo sábado.

Mensaje de unidad
“Es decir, no habrá dictámenes preaprobados, de exclusión de algunos aspectos o impedimento para tomar la palabra. Se acordó que tenemos que construir entre todos un mensaje de unidad y de ninguna manera de confrontación y fractura”, señaló.
    Tal escenario, advirtió, sólo se logrará en la medida en que se respete el derecho de todos los militantes a presentar las propuestas y que éstas sean debatidas y deliberadas.
    José Ramón Martel, también de Alianza Generacional, subrayó la importancia de elevar las sanciones para casos de corrupción, porque no basta con la expulsión del partido; al contrario, es urgente tipificar esta desviación como traición a la patria e igualmente colocar la obligatoriedad de devolver el dinero robado.
    Según esta perspectiva, los delegados priístas discutirán también, en las mesas temáticas, la revocación de mandato.
    Ambos asuntos deberán ser abordados en la mesa dedicada al programa de acción y se instruirá a los legisladores a impulsar estos cambios, porque “algo que ha dañado al PRI, y no es excusa que en otros partidos también ocurra, es la corrupción”, dijo Martel, ex diputado y ex funcionario federal.
    “No por unos cuantos que nos han descalificado podemos calificar a toda la actividad política. El combate a la corrupción es clamor de la militancia... es necesario ser más drásticos”, insistió.
    Según fuentes de la dirigencia del PRI, además de Martel y Alfaro estuvieron en la reunión Ivonne Ortega, Alberto Aguilar Iñárritu, Ulises Ruiz, César Augusto Santiago y José Murat, este último fue ubicado por Alfaro como “enlace y operador político” entre la dirigencia nacional y los grupos referidos.
    En tanto, Ochoa Reza continuó ayer con reuniones entre dirigentes y miembros de los sectores del tricolor; el viernes habló con miembros de la Confederación Nacional Campesina y ayer con la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, ambas con gran presencia, por número de delegados autorizados en las mesas temáticas y en la plenaria de la asamblea.
    En todas las reuniones prometió dar “respuesta puntual a los reclamos más sentidos de la población”. También remarcó: “bienvenido el debate en el PRI, partido político donde todas y todos cabemos. La pluralidad nos fortalece y nos hace invencibles”.