• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 20 de Agosto de 2017

“A todos consta” que se rescató la infraestructura abandonada

PATRIMONIO CULTURAL, A SALVO: NÚÑEZ



“A todos les consta que mi gobierno se ha preocupado y ocupado de darle conservación y mantenimiento a mucha de la infraestructura acumulada al paso del tiempo y que por años estuvo en el abandono”, aseveró el gobernador Arturo Núñez Jiménez, al encabezar los eventos de reapertura del Centro de Estudio e Investigación de las Bellas Artes (CEIBA) y de la ‘Casa de los Azulejos’ –sede del Museo de Historia de Tabasco–, a cuyo rescate se destinaron cerca de 15 millones de pesos.
    El mandatario tabasqueño remarcó que su gobierno seguirá invirtiendo en la conservación y mantenimiento del patrimonio cultural de los tabasqueños, aunque ello implique no hacer obras nuevas.
    La rehabilitación de la ‘Casa de los Azulejos’ ubicada en la Zona Luz de Villahermosa, y las instalaciones del CEIBA, enclavadas en la zona CICOM, forman parte del esfuerzo realizado por el gobierno estatal para mejorar y conservar la infraestructura cultural que durante años estuvo en el abandono, apuntó.
    Enfatizó que en Tabasco “estamos haciendo un esfuerzo dentro de los recursos disponibles, conscientes que dejamos de hacer obra nueva, pero yo creo que va también en el sentido de responsabilidad del gobierno de darle mantenimiento a lo que con mucho esfuerzo, con muchos recursos, se ha hecho a lo largo del tiempo y no tener que esperar a que lleguen al deterioro total y definitivamente sea imposible repararlos”.

‘Nueva vida’ al patrimonio cultural

Jorge Gutiérrez Vázquez, subsecretario de Diversidad Cultural de la Secretaría de Cultura federal reconoció, a nombre de la titular de la dependencia, María Cristina García Cepeda, “el trabajo importante” que está haciendo el gobierno de Arturo Núñez para que “la infraestructura cultural de Tabasco tenga una nueva vida, para el beneficio y por el futuro de los tabasqueños y de los mexicanos todos”.
    El compromiso de la Secretaria de Cultura, que es el fortalecimiento de la infraestructura cultural desde y para los estados y los municipios, se reafirma con el Programa de Infraestructura Cultural de los Estados, que este año dispone de dos mil 400 millones de pesos en beneficio de 323 recintos culturales en las 32 entidades federativas. “Sus frutos los tenemos hoy a la vista aquí”, aseveró Gutiérrez Vázquez.
    Y remarcó: “Una vez más el compromiso conjunto del gobierno del Estado y la Secretaria de Cultura federal, da frutos para materializar un gran proyecto”.

‘Abocados a rescatar infraestructura’

Arturo Núñez señaló que en los presupuestos públicos ‘muy rara’ vez hay partidas previstas para el mantenimiento y conservación de la obra pública. “Pareciera que va a ser la Divina Providencia la que les va a dar mantenimiento, y conforme pasa el tiempo se va acumulando el deterioro, todo se nos ha envejecido por la exposición a los elementos del clima extremo, ya sea mucho calor o mucha lluvia, y evidentemente toda nuestra infraestructura requiere mantenimiento”, puntualizó.
    Abundó que en regímenes anteriores no siempre se dio conservación y mantenimiento adecuados a toda la infraestructura carretera, de salud, educación, de cultura y otros espacios públicos, “y a eso nos hemos abocado en mi gobierno”.
    Afirmó que desde el inicio de su mandato ha impulsado una estrategia para el rescate de toda la infraestructura de la entidad, tanto educativa, cultural, deportiva y recreativa, como de los servicios de agua potable y drenaje, y vías de comunicación (carreteras y puentes).
    Como ejemplo, detalló que se ha rehabilitado la infraestructura y equipamiento de Ciudad Deportiva y Olimpia XXI, del parque-museo ‘La Venta’ –orgullo nuestro y único museo al aire libre de escultura prehispánica que hay en el mundo–, Museo Regional de Antropología ‘Carlos Pellicer Cámara’, Teatro ‘Esperanza Iris’, y de la cafetería ‘Cafeto’ y Librería del Fondo de Cultura Económica en zona Cicom, así como del Museo de Historia Natural y del Planetario ‘Tabasco 2000’, cuyos trabajos están por concluir.

Invertidos 12 mpd, en rehabilitar CEIBA

Núñez Jiménez señaló que la zona del Centro de Investigación de las Culturas Olmeca y Maya (CICOM) es una de las partes más agradables y atrayentes de Villahermosa y de su ‘capital cultural’, por lo que rescatar sus cinco principales edificios –entre los que se ubica el CEIBA–, se convirtió en uno de los principales objetivos de su gobierno.
    En compañía del subsecretario de Cultura y de Martha Lilia López Aguilera, presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema DIF estatal, el gobernador recorrió las instalaciones del CEIBA –institución de enseñanza superior creada el 24 de octubre de 1985 para formación de promotores culturales y artistas–, que fueron rehabilitadas con recursos federales y estatales por casi 12 millones de pesos.
    Agradeció el apoyo de la Secretaría de Cultura federal en dicha obra, la cual estuvo a cargo de la SOTOP, e incluyó el mantenimiento a sus salones de danza, música, actuación y artes plásticas; adecuaciones para una biblioteca ampliada y un centro de cómputo con servicios académicos; reemplazo de instalaciones eléctricas, hidráulicas y sanitarias; climatización del edificio y renovación de la fachada exterior, entre otros trabajos.
    Gutiérrez Vázquez –quien en el régimen de Enrique González Pedrero contribuyó al proyecto y a definir que el acrónimo del centro coincidiera con el ‘árbol sagrado de los mayas’–, reconoció que el CEIBA, de donde han egresado promotores culturales de prestigio nacional, se ha enriquecido con las acciones de remozamiento y adecuaciones a sus instalaciones.
    En este centro de enseñanza superior se imparten las licenciaturas de Promotor Cultural en Educación Artística y de Educación Artística –ambas con registro oficial en la Secretaría de Educación Pública–; además, el inmueble es sede de la Orquesta Sinfónica ‘Esperanza Azteca’.
    
Preservan legado histórico y cultural

Al reinaugurar el 11 de mayo la ‘Casa de los Azulejos’ –sometida a rehabilitación en dos etapas con inversión total de dos millones 523 mil pesos–, el gobernador Núñez Jiménez expresó: “Nos da mucho gusto volver a entregar a los tabasqueños una obra que fue bien aprovechada por gobiernos anteriores, que la convirtieron en un recinto de la cultura en Tabasco”.
    La ‘Casa de los Azulejos’ –aseveró– es fuente de conocimiento de la historia local y nacional, y tiene la característica de ser –además de un inmueble histórico– la sede del Museo de Historia de Tabasco.
    Recordó a don Jesús Reyes Heroles, quien cuando ingresó a la Academia de Historia, postuló que la historia era para actuar. “No decía: acudimos a ella como refugio nostálgico del pasado, sino como acicate para inspirarnos para la acción presente y para la que va a delinear el porvenir”.
    Agregó Núñez: “Ése es el sentido que tiene que revisar periódicamente nuestra historia: que conforme evolucionan los tiempos, cambian las interpretaciones de los mismos acontecimientos históricos, por los mismos historiadores, en la medida en que se va ampliando la información y los elementos de análisis para poder sostener hipótesis diferentes a las que se hayan podido sostener en el pasado; es decir: la historia también tiene su propia historia”.
    
Casa de los Azulejos, patrimonio invaluable

En esta segunda fase de rehabilitación y equipamiento de la ‘Casa de los Azulejos’, se aplicó un millón 223 mil pesos de recursos estatales y federales, que se suman al millón 300 mil pesos que el gobierno de Tabasco destinó al principio de su periodo.
    El subsecretario de Cultura federal ponderó el acervo, exposiciones y patrimonio cultural que se resguarda en la ‘Casa de los Azulejos’, y recordó que este edificio enclavado en el corazón de Villahermosa fungió como casa-habitación, comercio, edificio de gobierno, hotel, casa de huéspedes, y desde 1985 es sede del Museo de Historia de Tabasco.
    El recinto alberga piezas de indudable valor y al mismo tiempo es en sí un patrimonio histórico invaluable, resaltó Jorge Gutiérrez.
    Y enfatizó el funcionario federal: “es magnífica casa que con bríos renovados, con mayor orgullo, con mayor funcionalidad y atractivo, continuará siendo sede del Museo de Historia, recinto que protege, conserva y difunde objetos, documentos y testimonios históricos del siglo XIV al XX, que guardan la memoria, los valores históricos y culturales del estado y de la nación”.
    La ‘Casa de los Azulejos’ ha recibido rehabilitación y equipamiento en dos etapas, para restaurar, proteger y embellecer su estructura, y renovar sus instalaciones eléctricas, de agua y drenaje, y sistema de aire acondicionado.  Se trata de un inmueble construido entre 1889 y 1915, cuyo exterior y planta alta interior está recubierto de azulejos catalanes de bella textura.
    Desde 1985, alberga el Museo de Historia de Tabasco, y se ha convertido en fuente de conocimiento de la historia local y nacional, y referente turístico de la ciudad de Villahermosa.