• La Verdad del Sureste |
  • Sábado 18 de Noviembre de 2017

Va PRI tras el veto de la nueva fiscal anticorrupción


Juan Manuel Diego



VILLAHERMOSA, TABASCO. La bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso local oficializó su propuesta de punto de acuerdo para que se objete la designación de Luz del Alba Pardo Cruz como fiscal anticorrupción de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Tabasco.

    Para que proceda objetar, se requiere el voto a favor de las dos terceras partes de los diputados locales, es decir 24 de los 35 totales.
    El planteamiento priísta incluye que se abra el proceso mediante convocatoria y se elija como fiscal estatal anticorrupción a una persona por méritos y que no esté ligada a partidos políticos ni a gobiernos. Manuel Andrade Díaz, coordinador de la bancada del PRI, presentó en la sesión de este martes el planteamiento, el cual fue turnado a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, donde se deberá dictaminar a la brevedad. Y es que el plazo de 20 días naturales para objetar el nombramiento que marca la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado vence el próximo 17 de septiembre.
    Por su parte, el coordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), José Antonio De la Vega Asmitia, adelantó que la fracción del sol azteca, que es mayoría absoluta con 18 integrantes no objetará la designación de la fiscal anticorrupción.
    Lo anterior significa que la propuesta del PRI de objetar el nombramiento de Pardo Cruz no procederá.
    De la Vega Asmitia refirió que es facultad del titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Fernando Valenzuela Pernas, haber hecho la designación. Andrade Díaz dijo al dar lectura a su propuesta que la fiscal anticorrupción que fue designada por Fernando Valenzuela Pernas no tiene los méritos para ocupar el cargo, ya que como encargada del caso Granier no obtuvo resultados positivos, pues varias ex funcionarias de la administración del químico han sido liberadas tras estar encarceladas.
    El PRI únicamente cuenta con seis diputados en el Congreso del Estado.