• La Verdad del Sureste |
  • Martes 17 de Octubre de 2017

Vicios y oportunismo político del Fonden pueden repetirse con víctimas de sismos: Fundar e IMCO



Ciudad de México,  7 oct 2017.- El Fondo de Desastres Naturales (Fonden) tiene una larga lista de fallas e irregularidades señaladas por al Auditoría Superior de la Federación (ASF) en los últimos años y la emergencia por los sismos del 7 y 19 de septiembre no podría ser la excepción, alertaron las organizaciones Fundar, Centro de Análisis e Investigación y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).
    “Hay varias fallas del Fonden, porque en casos de emergencia como los sismos pasados, uno esperaría una respuesta muy inmediata para atender las pérdidas de infraestructura. Lo que se ha observado es que son mecanismos donde tarda mucho en llegar el dinero, para poder permitir mejorar o recomponer la infraestructura que se ha dañado por este tipo de emergencias. Entonces es uno de los principales retos que vemos en la fase de respuesta de emergencia que los recursos tardan mucho en llegar, bajar para atender las necesidades más apremiantes”, dijo Javier Garduño Arredondo, coordinador de Justicia Fiscal de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.
    En entrevista, el experto de Fundar, una de las organizaciones que ha hecho investigaciones sobre el Fonden, explicó que los recursos públicos federales que se ejercerán para la reconstrucción de las entidades afectadas por los terremotos de septiembre se canalizarán a través de un fondo que funciona a través de tres fases que operan con deficiencias.
    “Muchas de las fallas tienen que ver con los procedimientos, porque establecen muchos pasos para poder acceder a los recursos como en la primera fase, que es la de emergencia en la cual la Secretaría de Gobernación [Segob] provee directamente de materiales para poder atender la emergencia como despensas, colchonetas, cobijas, medicamentos”, explicó.
    Manuel Guadarrama, coordinador del área de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), dijo que el Fonden cuenta con un mecanismo “excesivamente burocrático” y con dos tipos de problemas: uno estructural, inherente a la creación del fondo, y otro que tiene que ver con un tema de “oportunismo”.
    “A pesar de que ya pasaron semanas de que sucedieron los acontecimientos [sismos] no hay una respuesta definida sobre la aplicación del Fonden. En otros recursos, los parciales inmediatos que deberían funcionar con toda velocidad y rapidez, lo que hemos visto es que muchos de estos apoyos parciales están un año después de que sucedió el desastre natural”, argumentó Guadarrama.
    El especialista agregó “en oportunismo no hay reglas ni mecanismos en el uso de tecnología de la información que permitan evitar la corrupción, la impunidad y el uso político de los recursos públicos. No encontramos quién verifica efectivamente que se cumplan las acciones de ejecución que tendrían que estar realizándose a través de los recursos de apoyos parciales inmediatos; las reglas de operación son omisas, no especifican plazo”.
    El experto del IMCO explicó que en muchas entidades federativas se han dado recursos y asignaciones del Fonden por adelantando a contratistas “sin que efectivamente ninguna autoridad, ningún ente público supervise”.
    De acuerdo con el documento “Control y seguimiento del Fonden” elaborado por la Secretaría de la Función Pública (SFP), las irregularidades más frecuentes detectadas en las auditorías a obras ejecutadas por el Fonden son: conceptos de obra pagados no ejecutados, adquisiciones pagadas en exceso, adquisiciones suministradas no instaladas, faltante de documentación probatoria, pagos improcedentes como notas de otros programas o eventos, obras duplicadas, obras en municipios y localidades no consideradas en la Declaratoria de Desastre Natural.
    El análisis plantea que también se han detectado presupuestos no autorizados, desapego a la infraestructura financiera, documentación comprobatoria improcedente como notas de pagos de combustibles y lubricantes con fechas anteriores al evento o de otros municipios, así como incumplimiento de contrato y saldos no ejercidos.
    Las autoridades responsables de aplicar el Fonden también han sido señaladas por una comprobación deficiente de viáticos y pasajes, retraso en la liberación de pagos de estimaciones, deficiencias en la integración de expedientes unitarios, falta de propuestas de los contratistas a quienes se le adjudicó la obra, así como falta de fianzas de vicios ocultos.
    La Secretaría de la Función Pública propone en ese documento reintegrar los recursos ejercidos irregularmente, sanciones de carácter administrativo y de carácter penal.

LAS FALLAS DEL FONDEN

El análisis Datos Básicos del Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2014 de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de la Cámara de Diputados establece que la Auditoría Superior de la Federación realizó varias observaciones a la Secretaría de Gobernación en el manejo del Fondo para la Atención de Emergencias.
    Entre las deficiencias detectadas destacan la comprobación de 10 recibos de pago por 30.5 millones de pesos, los cuales no contenían domicilio fiscal del proveedor. Tampoco se acreditó la entrega de mil 200 colchonetas por 289.7 millones de pesos a la población afectada. En Baja California Sur en la operación de Fondo para la Atención de Emergencias por parte del Gobierno no se comprobó la distribución a la población de 32 mil 043 materiales de curación e insumos por 25.9 millones de pesos. El Gobierno no informó al Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades la existencia en el almacén de 4 mil 193 medicamentos y diversos insumos, de los cuales, 308 medicinas y productos farmacéuticos registraban una fecha de caducidad de octubre de 2015 y febrero de 2016.
    En el caso de Chiapas el Gobierno solicitó 1 millón 072 mil 976 medicamentos, de los que sólo se autorizaron 93 mil 181 “por lo que no se aseguró́ que dichas solicitudes se realizaran de acuerdo con las necesidades reales de la población afectada”.
    La ASF encontró que no se reintegró al Fideicomiso Fonden 2003 la parte no ejercida de mil 066.7 millones de pesos que ascendió a 531.7 millones de pesos, ni se justificó la adjudicación directa de dos contratos por la construcción de obras nuevas que no corresponden a la reconstrucción, cuyo monto asciende a 11.4 millones de pesos.
    Entre las observaciones a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se destaca que la Conagua asignó 25 contratos por 14.7 millones de pesos a una sola empresa “sin evidencia de que haya informado al Comité de Obras Públicas”. La dependencia también adjudicó 13 contratos por la cantidad de 17.5 millones de pesos para la competencia hidráulica estatal.

El pasado 2 de octubre, Peña Nieto encabezó el reparto de tarjetas del Fonden a damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre en Ixtaltepec, Oaxaca

AMLO en entrevista con René Delgado. Reforma

Portada y Contraportada

EL “ROBO LUCIONARIO”