• La Verdad del Sureste |
  • Miércoles 22 de Noviembre de 2017

VOCES



 


Llevamos más de 24 horas en huelga de hambre en la sala de Cabildo del ayuntamiento Macuspana y el alcalde Cuco Rovirosa no ha atendido nuestra solicitud, él se ha estado burlando de nosotras, afirmó Alicia Jiménez, integrante de mujeres textiles de ese municipio.
    En la madrugada a la una de la mañana, nos visitó el secretario Daniel Torres con el jurídico Jonatán Lin, para exigirnos que recibiéramos 500 mil pesos para que nos fuéramos a comprar nuestra maquinaria.
    Ellos quieren desviar la atención de nuestra lucha difamándonos y llamando de vividor y chantajista a nuestro compañero Julio César Álvarez, y no es así, el alcalde es un sinvergüenza y en la madrugada nos estaban dando ese dinero para levantar nuestra huelga, nosotros lo que queremos es que nos compre nuestra maquinaria, nuestra materia prima, no queremos el dinero.
    El edil está acostumbrado a que siempre que hay una denuncia quiere sacar cosas de cada una de nuestra compañera; vamos a seguir aquí en este lugar y no nos vamos a ir, por ahí hay rumores de que nos van a desalojar en la noche, que lo haga y vamos a conocer al verdadero Cuco Rovirosa.
    Informamos al pueblo que no nos vamos a levantar de nuestra huelga hasta que nos traiga nuestra maquinaria, nuestra materia prima, que desde el 27 de marzo autorizó el cabildo y es hasta hoy que no han dado nada.
    Hacemos un llamado a los legisladores del PAN, PRI, PRD y Morena, para que nos apoyen en esta lucha, también a la CNDH que no nos deje sola, y hacemos responsable al presidente municipal de lo que nos pase a nosotras y al compañero Julio Cesar