• La Verdad del Sureste |
  • Martes 12 de Diciembre de 2017

VOCES



POSICIONAMIENTO DE LA COORDINADORA MUNICIPAL DE
MORENA, LORENA MÉNDEZ DENIS, SOBRE EL TRABAJO DEL
GOBIERNO ESTATAL EN COMALCALCO DURANTE EL PERIODO 2013-2017.

Hace 5 años, Tabasco arribó a la alternancia política; ese hecho generó grandes expectativas en los ciudadanos, quienes imaginaron, entre otras cosas, que por fin habría un gobierno que vería por y para la gente. Como habitante de Comalcalco, pensamos que terminaría ese trato desigual hacia los municipios que no son la capital del estado.
    Nos equivocamos: pese a ser el tercer municipio en importancia de la entidad, y uno de los que más votos aportó a la causa democrática en el 2012, Comalcalco no ha sido correspondido; quizá otros municipios tampoco, pero en nuestro caso, tenemos la obligación de alzar la voz para ilustrar lo que ha acontecido durante un lustro en cuanto a la inversión estatal en territorio municipal.
    Los hechos están a la vista: en materia de servicios públicos, como lo es el agua potable y el drenaje, a cargo de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento, CEAS, no se han dado inversiones importantes que corrijan las fallas en el suministro del vital líquido; más aún, las inversiones en ese sector las ha tenido que realizar el Ayuntamiento de Comalcalco, al cual, como instancia de gobierno más cercana a los ciudadanos,  es a donde llegan las quejas y las exigencias. Incluso, en el caso específico de la planta de aguas residuales de Villa Aldama, el gobierno municipal aportó el 40% de la inversión para que pudiera ser construida.
    Servicios médicos de calidad son también una asignatura pendiente del gobierno estatal en Comalcalco: públicas son las carencias del Hospital Regional “Dr. Desiderio G. Rosado”, así como el abandono de los centros de salud; también en ese rubro el gobierno municipal ha tenido que intervenir: en 23 meses, el Ayuntamiento ha construido 2 centros de salud, de 3 y 4 núcleos, totalmente equipados, en las Villas Carlos Greene y Chichicapa, ante las terribles condiciones en que se encontraban los edificios donde estaban ubicados;  a través del DIF Comalcalco se apoya a los ciudadanos que deambulan con recetas de medicinas u órdenes de estudios médicos diversos.
    En cuanto a la infraestructura caminera, basta viajar a la Chontalpa procedentes de Villahermosa, para darse cuenta de la trampa mortal que es la carretera Reforma-Dos Bocas; en el caso de las vías de comunicación al interior del municipio, la carretera que conduce a Ciudad Tecolutilla, pese a las gestiones hechas por la autoridad municipal, sigue en malas condiciones.
    Un renglón que requiere una atención prioritaria es el de la vivienda, ante los altos índices de marginación; no obstante, por parte de las dependencias estatales responsables de atender esa problemática, no hay una visión amplia que vaya más allá de la entrega electorera de láminas y de cemento, y de la ejecución mínima del programa estatal denominado “Casa Amiga”.
    Los datos duros no permiten mentir: durante 2016 y 2017, solamente 278 familias de Comalcalco resultaron beneficiadas con “Casa Amiga”, con un monto apenas de 22 millones de pesos. Contrasta la mínima inversión estatal en materia de vivienda en Comalcalco, con la que ha ejecutado el Ayuntamiento, que pese a disponer de menores presupuestos, ha aplicado una política de austeridad y de honestidad que le permite liberar recursos a favor de la gente. Exclusivamente en 2016, el gobierno municipal beneficio a 575 familias con el Programa “CALLI-CO, Bajo un techo de esperanza”; esto es: en un sólo ejercicio, el gobierno municipal hizo más del doble de las casas hechas por el estado en Comalcalco en un lapso de 2 años.
    A ello se suman las 786 casas construidas en 2017 por la administración municipal, y las 1,161 ya comprometidas para el año 2018, haciendo un total de 2,522 casas que representarán más de 198 millones de pesos canalizados por el gobierno de Comalcalco a la vivienda en 3 años.
    Tiempo hace falta para referirme al olvido en aspectos como la seguridad pública, el desarrollo productivo, la generación de empleos, la tolerancia a los transportistas irregulares, por citar algunos.
    Es por lo anterior que como representante de Morena en el municipio de Comalcalco, levanto la voz para demandar ya no más un trato excluyente hacia la Perla de la Chontalpa.