• La Verdad del Sureste |
  • Viernes 23 de Junio de 2017

MANIFIESTO



 

A TODOS LOS INDÍGENAS DE TABASCO Y DEL PAÍS,
A LA OPINIÓN PÚBLICA DE MÉXICO

El proyecto Antorchista de desarrollo
educativo y social de la zona indígena Chol sigue firme

El Bachillerato Tecnológico Benito Juárez García de la R/a Chivalito 4ª secc., Macuspana, es la escuela comunitaria de los indígenas de la zona Chol. Antes de tener esta escuela, los jóvenes de las rancherías aledañas no pasaban de la Escuela Secundaria y crecían sabiendo de antemano que de ahí no pasarían. Sólo unos cuantos con recursos podían darse el lujo de enviar a sus hijos a la cabecera de Salto de Agua o Macuspana a estudiar el Bachillerato. Los más decididos, a pesar de no tener recursos económicos suficientes, se aventuraban a estudiar y trabajar, pero la mayoría de ellos chocaban con la terrible realidad, y se veían obligados a abandonar el intento y ponerse a trabajar. Ahora no, ahora todos los que terminan la Secundaria entran al Bachillerato y lo terminan todos los que así lo quieren, y si alguien quiere, puede irse a la ciudad a estudiar una carrera en la Universidad. Hemos egresado nueve generaciones, más de 145 graduados, somos testigos de la preparación académica, cultural y deportiva de los muchachos, y además hemos visto el progreso de las familias indígenas, a través de obras y servicios, programas de vivienda, proyectos productivos y apoyo a los productores agrícolas. Esta es una verdad que todos conocemos. ¿Cómo fue posible lograr esto?
    Los fundadores de la escuela, alumnos, maestros y padres de familia, conocemos bien la historia de lucha y de trabajo común. Cuando no estaba la escuela, los adultos, con la sabiduría de los años, no se conformaban con esa situación y entregaban uno tras otro los escritos al gobierno solicitando un Bachillerato, pero todo fue inútil, nunca hicieron caso ninguno de los políticos, líderes, candidatos, partidos, funcionarios, gobernantes en funciones, etc., que pasaban y pasaban por Tabasco ignorando las peticiones de los indígenas. Hasta que llegó Antorcha.
    Hace poco más de 12 años, invitados por una compañera que les conoció por su trabajo en la cabecera municipal, llegó Antorcha a la zona chol, y ellos atendieron la inquietud de los indígenas y se comprometieron a trabajar con nosotros codo a codo, para lograr el Bachillerato. Desde entonces existe un compromiso irrompible entre todos los indígenas de la zona y el Movimiento Antorchista. Lo que siguió fueron historias de trabajo comunitario, labor voluntaria, esfuerzo de alumnos maestros y padres de familia, maestros que ha traído Antorcha y que imparten clases sin cobrar un centavo por su labor educativa. Hubo tropiezos, traiciones de quienes pretendieron aprovecharse del proyecto, tuvimos que cambiar de lugar la escuela varias veces, hacer nuevas aulas dos o tres veces, y sobre todo, hubo lucha, marchas, mítines y plantones.
    Gracias a la persistencia de los estudiantes, de los indígenas más comprometidos y a la lealtad y perseverancia de Antorcha, logramos que nos dieran una clave propia de incorporación, la clave 27PCT0017T. Es cierto que esta clave es de una escuela Particular, es decir, el gobierno a través de la Secretaría de Educación valida los estudios, pero no otorga recursos para que funcione la Escuela, sino que esta, debería cobrar lo suficiente a los alumnos para funcionar y hasta generar ganancias. Pero no creamos esta escuela para los ricos ni para ser negocio y, por ello, la escuela sigue funcionando igual, como fruto del esfuerzo colectivo, sin cobrar colegiaturas (una escuela particular cobra entre 4,000 y 7,000 de colegiatura por semestre, aparte de la inscripción, mientras que el Bachillerato Benito Juárez sólo pide una cuota de recuperación semestral de 200, mucho menos aun que las cuotas “voluntarias” en las Primarias y Secundarias públicas), con alumnos de familias pobres, con maestros voluntarios y sigue luchando porque el gobierno nos otorgue subsidio público. Esta es la realidad que todo mundo conoce, ve y siente.
    Entonces, ¿por qué existen todavía personas que pretenden ruinmente engañar a nuestros compañeros de las comunidades de la zona, diciendo que la escuela es mala y que no inscriban a sus hijos en ella?, ¿Cómo se explica que siga habiendo gente que les llame a retroceder después de haber avanzado no con un paso adelante, sino dando un enorme salto que marca la vida de la región?, ¿Es creíble que los que nos atacan quieren ayudar a la gente invitándoles a retroceder?
    No, eso no es lo que sucede. Sucede que aún hay quienes siguen intentando aprovecharse de la escuela y quieren tomar por sorpresa a la gente contándole terribles mentiras para realizar sus ocultas pretensiones. El terreno donde se encuentra la escuela fue donado por su poseedor, Miguel Vázquez Díaz. Pero este señor, después de la “donación”, pidió a cambio que se le entregaran diversos apoyos y recursos para un proyecto productivo, todo lo cual rebasaba con mucho el valor del terreno, pero se le entregó lo que pidió para evitar problemas en la Escuela; esto lo hizo en dos ocasiones distintas. Sin embargo, esa persona no tiene llenadera y pretende seguir sacando dinero de nuestra escuela, y aprovecharse de todos nosotros. Para ello, no ha tenido vergüenza en recurrir a la mentira, a la calumnia y a las denuncias prefabricadas y dolosas ante las instancias judiciales, desdiciéndose de la donación que hizo. No contento con ello, se ha dedicado a esparcir rumores y calumnias con la intención de engañar a la gente de las comunidades y quitarle apoyo moral a nuestro proyecto educativo y social.
    Pero no lo va a lograr, pues el proceso de donación fue presenciado y atestiguado por todo el Ejido y por toda la comunidad de Chivalito 4ta Sección y no va a poder deshacerlo tan fácilmente. El proyecto Antorchista de progreso de la zona chol es mucho más importante y no lo vamos a abandonar nunca por los mezquinos intereses de un individuo oportunista. Nos vamos a defender con la ley en la mano y es muy importante que todos los habitantes de las comunidades de la zona conozcan la verdad y se apresten a defender a su escuela y el proyecto de desarrollo de la región que hemos construido con mucho esfuerzo todos estos años y que seguirá adelante a pesar de los intentos de quienes quieren seguir viendo a los indígenas sumidos en la ignorancia y la marginación.

Fundadores del Bachillerato de la zona Chol