• La Verdad del Sureste |
  • Miércoles 16 de Agosto de 2017

VOCES



Al pueblo de Huimanguillo

A la opinión pública de Tabasco:

¿Por qué la lucha antorchista en Huimanguillo?

Desde principios de año, los integrantes del Movimiento Antorchista de Huimanguillo entregamos a la presidencia municipal encabezada por Sabino Herrera Dagdud un pliego de peticiones en el que se enuncian las necesidades más urgentes de la gente más humilde del municipio, consistentes en apoyos sociales, obras públicas y servicios, así como proyectos para beneficio de unas 2 mil familias, provenientes de más de 35 comunidades. Las peticiones las entregamos cada año, aquí en el municipio, ante el gobierno del estado y en las dependencias federales, amparados por la ley con el artículo 9 de la Constitución de nuestro país. También solicitamos desde entonces una audiencia con el presidente, para revisar ese pliego y ver el modo de resolver esas demandas. De estas, ninguna es caprichosa o desmesurada, sino que se trata de obras de drenaje, electrificaciones, domos, construcción de aulas para escuelas, apoyos con paquetes de lámina, paquetes de cemento, todas ellas justas y cuya atención corresponde precisamente al Ayuntamiento. En busca de una respuesta a esas solicitudes, representaciones de Antorchistas hemos acudido a la presidencia municipal pero, en las 15 veces en que hemos venido a la presidencia, hemos tenido que esperar más de 4 horas y solo en una ocasión pudimos platicar con el ciudadano presidente, en el pasillo y de rápido, donde él quedó de llamarnos nuevamente, y no lo hizo a pesar de que insistimos varias veces. A seis meses de gobierno en Huimanguillo no hemos recibido ninguna respuesta.
No nos ha dejado otra alternativa más que dar la lucha, y por ello realizamos un mitin de protesta ante las instalaciones de Palacio el día 27 de junio. En respuesta, el Ayuntamiento mandó a un funcionario de segunda llamado Carlos Cadena Cadena a que nos desconectara el aparato de sonido, alegando que “la luz es suya”, porque trabaja en el ayuntamiento, y utilizando palabras altisonantes (las que por educación y respeto no repetimos aquí) como una vil mujerzuela de la calle, Acto seguido, cerraron la puerta de entrada del palacio, y pusieron de guardia un pelotón de policías para intimidar a los manifestantes. ¿Es ese el trato que le merece el pueblo de Huimanguillo a Sabino Herrera Dagdud? ¿Es que debe tenerle miedo a la gente humilde de Huimanguillo? ¿Cree el león que todos son de su misma condición? La pregunta no es ociosa ni capciosa, sino muy seria y merece reflexión, ¿Acaso los huimanguillenses pobres somos animales para que se nos trate como un ganadero trata a sus vacas? ¿Qué camino le queda al ciudadano humilde, al que no tiene padrinos ni amigos en el gobierno, ni dinero para “darse a respetar” entre la clase política? ¿Es ese trato de menosprecio y represión, propio de caciques de horca y cuchillo, el que nos puede llevar hacia el progreso en nuestro municipio? ¿Con ese maltrato, no se está empujando al ciudadano a tomar otras vías de las que tanto lamentamos que se estén dando en estos días, no sólo en otras partes del país, sino aquí mismo en Tabasco? Porque, es necesario que el Presidente y cualquier otro funcionario del nivel que sea, entiendan que al pueblo organizado no se le puede parar y aquietar con amenazas y groserías; jamás ha sucedido así. ¿Esta Sabino Herrera Dagdud pensando en seguir maltratando a la gente y dispuesto a asumir esa responsabilidad? De seguir esa tónica, sería necesaria la intervención de autoridades superiores, más mesuradas, para revisar las humildes y pacíficas peticiones del pueblo de Huimanguillo
Los antorchistas de Tabasco estamos muy preocupados por el trato que hasta el momento se ha dado a nuestros compañeros en Huimanguillo, que son ciudadanos con derechos, originarios del mismo municipio, trabajadores y humildes, de los más pobres y honestos, que merecen respeto y atención. La respuesta del gobierno a las demandas de la gente no debe ser la intimidación y la grosería, sino propuestas para resolver, de manera responsable, las peticiones que respetuosamente se hacen. Eso es lo correcto y estamos a tiempo de retomar el buen camino, a eso estamos dispuestos y a eso exhortamos a Sabino Herrera Dagdud.
Movimiento Antorchista de Tabasco